Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Eclesiastés 12,9-14

Cohélet, a más de ser un sabio, enseñó doctrina al pueblo. Ponderó e investigó, compuso muchos proverbios. Cohélet trabajó mucho en inventar frases felices, y escribir bien sentencias verídicas. Las palabras de los sabios son como aguijadas, o como estacas hincadas, puertas por un pastor para controlar el rebaño. Lo que de ellas se saca, hijo mío, es ilustrarse. Componer muchos libros es nunca acabar, y estudiar demasiado daña la salud. Basta de palabras. Todo está dicho. Teme a Dios y guarda sus mandamientos, que eso es ser hombre cabal. Porque toda obra la emplazará Dios a juicio, también todo lo oculto, a ver si es bueno o malo.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Un discípulo cierra el pequeño libro con un breve retrato de Cohélet: lo recuerda como un hombre "sabio" que ha sabido transmitir sabiduría incluso a la gente corriente. Ha salido a las plazas, a las puertas de la ciudad, por las calles: su escuela eran los lugares públicos. Difundió a todos la sabiduría que había obtenido de la Ley, supo condensar sus enseñanzas en fórmulas mnemotécnicas para que acompañasen la vida de la gente. "Ponderó" e "investigó", señala el discípulo; fue un verdadero "maestro" que trató de convencer a sus oyentes buscando la forma más adecuada de que sus palabras llegasen a sus corazones y sus mentes. Este discípulo compara la enseñanza de Cohélet con las "aguijadas" con las que el campesino estimula a los animales a trabajar, y los frutos de las máximas sapienciales con estacas hincadas, puntos fijos de referencia y orientación. Añade que estas palabras son dadas "por un pastor". Quizá quiera sugerir que detrás de todos los dichos sapienciales está Dios mismo, fuente de toda sabiduría y único pastor de Israel. De ese modo Cohélet se convierte también en mensajero de Dios: toda su autoridad proviene de que enseña la sabiduría que viene de Dios, y que Dios mismo le ha confiado como tesoro para indagar y enseñar. Un segundo redactor añadió los últimos versículos: se dirige al lector llamándolo "hijo mío", y lo pone en guardia para que no se disperse con muchas otras lecturas. Es una exhortación a no interrumpir fácilmente la lectura de Cohélet, y da en cierto modo la razón para ello con una síntesis general de las enseñanzas del maestro: "Teme a Dios y guarda sus mandamientos, que eso es ser hombre cabal. Porque toda obra será juzgada por Dios, también todo lo oculto, a ver si es bueno o malo" (vv. 12-14). El redactor quiere sintetizar toda la enseñanza de Cohélet en estos dos pilares. "el temor-respeto de Dios" y "la observancia de sus mandamientos". Por este camino -añade- se llega a ser "hombre cabal", es decir, se afronta la existencia con entereza, sabiendo que el Señor ve y examina todas las cosas, y confiando por ello no en nuestra fuerza sino sólo en la solidez de Dios.


23/03/2010
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri