Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Apocalipsis 9,13-21

Tocó el sexto Ángel... Entonces oí una voz que salía de los cuatro cuernos del altar de oro que está delante de Dios; y decía al sexto Ángel que tenía la trompeta: «Suelta a los cuatro Ángeles atados junto al gran río Eufrates.» Y fueron soltados los cuatro Ángeles que estaban preparados para la hora, el día, el mes y el año, para matar a la tercera parte de los hombres. El número de su tropa de caballería era de 200.000.000; pude oír su número. Así vi en la visión los caballos y a los que los montaban: tenían corazas de color de fuego, de jacinto y de azufre; las cabezas de los caballos como cabezas de león y de sus bocas salía fuego y humo y azufre. Y fue exterminada la tercera parte de los hombres por estas tres plagas: por el fuego, el humo y el azufre que salían de sus bocas. Porque el poder de los caballos está en su boca y en sus colas; pues sus colas, semejantes a serpientes, tienen cabezas y con ellas causan daño. Pero los demás hombres, los no exterminados por estas plagas, no se convirtieron de las obras de sus manos; no dejaron de adorar a los demonios y a los ídolos de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, que no pueden ver ni oír ni caminar. No se convirtieron de sus asesinatos ni de sus hechicerías ni de sus fornicaciones ni de sus rapiñas.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

La sexta trompeta muestra el crecimiento del castigo que se cierne sobre la tierra. Habían llegado otros flagelos que se habían abatido sobre la tierra, pero los hombres no habían dejado de dar culto a los ídolos, y habían continuado llevando a cabo acciones malvadas. El sexto ángel suelta a un ejército exterminador que ataca con dureza. Los cuatro ángeles atados en el Éufrates son la expresión del peligro que siempre le llegaba a Israel de aquel río: de allí partían los ejércitos invasores. Se trataba de un lugar precursor de ruina (en la tradición posterior se convirtió también en patria del Anticristo). En la época en la que se escribió el Apocalipsis, el Éufrates marcaba la frontera del Imperio de Roma con los partos: lugar de terror y de tensión. En el libro apócrifo de Henoc, leemos: "Aquel día los ángeles volverán y se precipitarán hacia Oriente sobre los partos y sobre los medos… Excitarán al rey y un espíritu de inquietud se apoderará de ellos. Y subirán y pisarán con sus pies la tierra de los elegidos". El ejército exterminador que sale del Éufrates parece simbolizar a los innumerables ejércitos (los ejércitos organizados y eficientes del mundo rico, o los más precarios del mundo pobre) que en muchas partes de la tierra todavía hoy continúan provocando violencia y derramando sangre inocente. ¡Cuántos conflictos están activos todavía en el planeta! Y es destacable que el apóstol, cada vez que quiere personalizar el castigo de origen demoníaco, lo presenta como un ejército en guerra. La guerra no comporta ningún beneficio para ningún pueblo. Con ella, todos pierden, incluso los que creen haber ganado. En realidad, continúan sembrando odio y venganza. A pesar de los desastres que han provocado las guerras, los hombres continúan doblegándose a la lógica del mal: es la persistencia de la idolatría, del homicidio, de la magia, de la prostitución, de los robos (vv. 20-21). La afirmación del propio "yo", en todos los campos, alimenta un clima favorable a la guerra. Pueblos, grupos y naciones, preocupados por defenderse sólo a sí mismos y sus intereses, se decantan una vez más por el conflicto y olvidan los desastres que toda guerra lleva consigo. A los creyentes, hoy más que en el pasado, les corresponde la importante tarea de hacer crecer el amor por la paz y de cortar de raíz el odio que crece en el corazón de los hombres.


26/10/2010
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri