Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Apocalipsis 17,8-18

«La Bestia que has visto, era y ya no es; y va a subir del Abismo pero camina hacia su destrucción. Los habitantes de la tierra, cuyo nombre no fue inscrito desde la creación del mundo en el libro de la vida, se maravillarán al ver que la Bestia era y ya no es, pero que reaparecerá. Aquí es donde se requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que se asienta la mujer. «Son también siete reyes: cinco han caído, uno es, y el otro no ha llegado aún. Y cuando llegue, habrá de durar poco tiempo. Y la Bestia, que era y ya no es, hace el octavo, pero es uno de los siete; y camina hacia su destrucción. Los diez cuernos que has visto son diez reyes que no han recibido aún el reino; pero recibirán con la Bestia la potestad real, sólo por una hora. Están todos de acuerdo en entregar a la Bestia el poder y la potestad que ellos tienen. Estos harán la guerra al Cordero, pero el Cordero, como es Señor de Señores y Rey de Reyes, los vencerá en unión con los suyos, los llamados y elegidos y fieles.» Me dijo además: «Las aguas que has visto, donde está sentada la Ramera, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Y los diez cuernos que has visto y la Bestia, van a aborrecer a la Ramera; la dejarán sola y desnuda, comerán sus carnes y la consumirán por el fuego; porque Dios les ha inspirado la resolución de ejecutar su propio plan, y de ponerse de acuerdo en entregar la soberanía que tienen a la Bestia hasta que se cumplan las palabras de Dios. Y la mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El ángel explica al apóstol el rostro secreto de la Prostituta y su destino. La declaración de partida centrada en la Bestia demoníaca, unida de manera indisoluble a la Prostituta, es clara. Sobre la Bestia, el ángel dice que "era y no es", que recuerda, por contraste con la definición divina de "Aquel que era, que es y que va a venir" (1, 4.8; 4,8). Es una presencia acuciante en la historia, pero no lo es de manera invencible y eterna. El mal, en definitiva, no es inextirpable. Al contrario, está destinado a ser eliminado, dejando sorprendidos y desalentados a los seguidores de la Bestia, cuyos nombres, obviamente, no están escritos en el "libro de la vida". El ángel explica que la bestia tiene siete cabezas, símbolo de "siete colinas" y de "siete reyes". Sorprende la analogía con las siete colinas de Roma y sus siete reyes, pero estos indican los reinos hostiles al verdadero Dios y a su pueblo. Juan retoma el pasaje de Daniel que por una parte subraya la ramificación del mal en muchos soberanos y poderosos de este mundo ("diez" es un número de totalidad) y por otra parte el límite reservado a su triunfo: "sólo por una hora". Las horas del mal están contadas, porque el Señor ya lo ha derrotado. Por eso, todo aquel que se pone de parte de la Bestia asienta su existencia sobre la arena: todos los poderosos que han entregado "a la Bestia el poder y la potestad que tienen" (v. 13) están destinados al fracaso. Éstos libran en vano sus guerras contra el Cordero de Cristo. El Cordero es el Señor de todo y de todos y los hará caer en el polvo, triunfando sobre ellos teniendo a su lado a "los llamados, los elegidos y los fieles" (v. 14). El cordero, imagen de humildad y debilidad, es la verdadera fuerza que derrota al mal y a sus seguidores. La explicación del cordero va hacia su conclusión. Después de haber retomado el tema de las aguas que rodean a la Prostituta (17, 1), símbolo de toda la humanidad descrita en la tradicional fórmula cuadriforme de los pueblos, de las muchedumbres (normalmente se utiliza "tribu"), de las naciones y de las lenguas (v. 15), Juan describe un nuevo acto. Los vasallos de la Bestia-Prostituta-Babilonia se alzarán contra ella, la torturarán, la humillarán, la devorarán y la incendiarán. El demonio de la división se apodera de sus seguidores para ponerlos a unos contra otros: Babilonia quedará reducida a un cúmulo de escombros polvorientos y humeantes. En última instancia, toda esta operación es dirigida por Dios mismo, a quien no se le escapa nada de la historia de los hombres. El último versículo (18) sella la "lección" del ángel: la Prostituta, "la gran ciudad que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra", es la imagen de todo poder absoluto, el concentrado de triunfos terrenales obtenidos con la sangre y la injusticia. Sobre ella caerá el juicio y la condena del Señor de los señores y del Rey de reyes, el verdadero y único Todopoderoso.


16/11/2010
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
NOV
27
Domingo 27 de noviembre
Liturgia del domingo
NOV
28
Lunes 28 de noviembre
Memoria de los pobres
NOV
29
Martes 29 de noviembre
Memoria de la Madre del Señor
NOV
30
Miércoles 30 de noviembre
Memoria de los apóstoles
DIC
1
Jueves 1 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
2
Viernes 2 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
3
Sábado 3 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri