Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Marcos 7,1-13

Se reúnen junto a él los fariseos, así como algunos escribas venidos de Jerusalén. Y al ver que algunos de sus discípulos comían con manos impuras, es decir no lavadas, - es que los fariseos y todos los judíos no comen sin haberse lavado las manos hasta el codo, aferrados a la tradición de los antiguos, y al volver de la plaza, si no se bañan, no comen; y hay otras muchas cosas que observan por tradición, como la purificación de copas, jarros y bandejas -. Por ello, los fariseos y los escribas le preguntan: «¿Por qué tus discípulos no viven conforme a la tradición de los antepasados, sino que comen con manos impuras?» El les dijo: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: Este pueblo me honra con los labios,
pero su corazón está lejos de mí.
En vano me rinden culto,
ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres.
Dejando el precepto de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres.» Les decía también: «¡Qué bien violáis el mandamiento de Dios, para conservar vuestra tradición! Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre y: el que maldiga a su padre o a su madre, sea castigado con la muerte. Pero vosotros decís: Si uno dice a su padre o a su madre: "Lo que de mí podrías recibir como ayuda lo declaro Korbán - es decir: ofrenda -", ya no le dejáis hacer nada por su padre y por su madre, anulando así la Palabra de Dios por vuestra tradición que os habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este largo pasaje evangélico nos refiere una discusión entre Jesús y los fariseos sobre la observancia de algunas prescripciones referentes a la purificación. Los discípulos de Jesús se sentían "libres" de estas normas rituales que, por otra parte, no se extraían de la Escritura, sino que más bien habían sido añadidas por "las tradiciones de los antiguos". La disposición de lavarse las manos para no tenerlas "impuras" se refería inicialmente a los sacerdotes, y no tenía un sentido higiénico solamente, sino también un significado de pureza legal. Una disposición rabínica la había extendido a todo el pueblo. La respuesta de Jesús traslada el problema. El Señor va al centro de la cuestión citando a Isaías: "Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinden culto". El legalismo farisaico introduce tales y tantas reglas que llega a anular la esencia de los mandamientos de Dios. Es el caso del korbán: el decálogo obliga a los hijos a mantener a los padres en caso de necesidad, pero según la tradición rabínica, pronunciando una fórmula de juramento sobre los propios bienes (korban en arameo significa "ofrenda sagrada"), estos se consagraban a Dios, y de ese modo eran inservibles para ayudar a los padres. Era un modo astuto de soslayar la ley traicionando el mandamiento que obliga a "honrar" al padre y a la madre. Mucho habría que reflexionar sobre esto, pensando en cuántos hijos abandonan hoy a sus padres a un destino duro y cruel. Jesús añade después: "Hacéis muchas cosas semejantes a estas". Lo que quiere recordarles a los fariseos y a los que le escuchan es la centralidad de la ley de Dios que es el amor. Toda tradición humana que impide el amor de Dios y el amor al prójimo es una traición a la Ley. Es una gran lección que mantiene su plena validez todavía hoy, incluso para los cristianos. De hecho no es casual que haya quien se contente con observar algunas prácticas, incluso religiosas, sin extraer las consecuencias que se derivan del Evangelio y de la ley del amor. Al Señor no le interesan los ritos sino el corazón de los hombres. Los ritos pasarán, solo quedará el amor.


08/02/2011
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri