Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de los primeros mártires de la Iglesia de Roma durante la persecución de Nerón.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor,
mis ovejas escuchan mi voz
y devendrán
un solo rebaño y un solo redil.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Mateo 9,1-8

Subiendo a la barca, pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. En esto le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: «¡ Animo!, hijo, tus pecados te son perdonados.» Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí: «Este está blasfemando.» Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: "Tus pecados te son perdonados", o decir: Levántate y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice entonces al paralítico -: "Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa".» El se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente temió y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jesús parece ir de una orilla a otra para acudir allí donde hay necesidad. Al volver a Cafarnaún le llevan a un paralítico postrado en una camilla, y lo ponen en el centro de la escena. Es un centro no solo físico sino de atención, de interés, de preocupación por aquel enfermo. Es una escena que nos indica hasta qué punto la atención por los débiles debe pasar por delante de la atención por uno mismo. El amor de aquellos amigos es de ese modo como el inicio del milagro. El evangelista invita a observarlo cuando afirma que Jesús decide intervenir al ver "la fe de ellos". Esta vez, sin embargo, antes de llevar a cabo la curación, le dice al paralítico palabras que nadie ha dicho jamás: "Tus pecados te son perdonados". Jesús no quiere insinuar que la enfermedad del paralítico se debiera a sus pecados. Pero sabe que los escribas sí lo piensan. La enfermedad física, efectivamente, era considerada una consecuencia directa de los pecados cometidos por la persona o por sus padres. Y llegados a este punto, incomprensiblemente, la escena se transforma en un debate teológico. Los escribas presentes, al oír estas palabras, piensan mal de Jesús, aunque no lo dicen, tal vez por miedo. Piensan que las palabras de Jesús son una blasfemia. Solo Dios, efectivamente, puede perdonar. Para ellos, no podía haber perdón sin la eliminación de la enfermedad física. Pero Jesús, que también lee los corazones, los desenmascara y les muestra hasta dónde llega su misericordia: "Levántate -le dice al paralítico-, toma tu camilla y vete a tu casa". El Señor hace en aquel enfermo un doble milagro: lo perdona de sus pecados y lo cura de la parálisis. De ese modo demuestra, también frente a sus interlocutores, que el perdón ha tenido aquel efecto que ellos esperaban. Así demostraba que había venido entre los hombres aquel que cura tanto el cuerpo como el corazón. Hoy también lo necesitamos nosotros. ¡Cuántos enfermos y pecadores no saben a quién ir! ¡Y qué pocos son los amigos que llevan a Jesús a quien necesita curación y cariño! Todos necesitan redescubrir la fuerza de Jesús tanto para curar el alma como para curar el cuerpo. Asimismo, también debe crecer la solidaridad cristiana alrededor de quien está enfermo. ¿No debemos redescubrir la fuerza de la oración también para la curación?


30/06/2011
Memoria de la Iglesia


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri