Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Mateo 11,20-24

Entonces se puso a maldecir a las ciudades en las que se habían realizado la mayoría de sus milagros, porque no se habían convertido: «¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que en sayal y ceniza se habrían convertido. Por eso os digo que el día del Juicio habrá menos rigor para Tiro y Sidón que para vosotras. Y tú, Cafarnaúm, ¿hasta el cielo te vas a encumbrar? ¡Hasta el Hades te hundirás! Porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que se han hecho en ti, aún subsistiría el día de hoy. Por eso os digo que el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma que para ti.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jesús acaba de reprender a su generación porque había rechazado la predicación del Bautista y estaba haciendo lo mismo con la suya. Se manifestaba de aquel modo la sordera a acoger el plan de salvación tal como lo presentaba el Bautista. Y ahora rechazaban también el mensaje que Jesús había venido a traer. Llegados a este punto, Jesús se dirige a dos ciudades de Galilea cerca de Cafarnaún y las increpa duramente: "¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida!". Las acusa por haber rechazado la predicación de Jesús a pesar del considerable número de milagros que él había hecho entre sus habitantes. No se trata simplemente de una acusación contra una vida desviada, como por ejemplo sucedió en el caso de Sodoma y Gomorra, sino de la obstinación de los habitantes de ambas ciudades por no acoger el Evangelio en su corazón y convertirse. Jesús recuerda dos antiguas ciudades paganas, Tiro y Sidón, que habrían hecho sin duda penitencia y ayuno si hubieran asistido a los milagros que vieron Corazín y Betsaida. Es un grito de desaliento por parte de Jesús, que ve cómo se echan a perder muchas predicaciones y muchos actos de amor hacia todos. Existe un misterio también de la falta de acogida. Pero dicho misterio hay que situarlo en un contexto de dureza del corazón para escuchar y acoger todo lo que viene de fuera de uno mismo. La autosuficiencia y el orgullo llevan inexorablemente a cerrar el corazón y la mente. De ahí el severísimo juicio de Jesús sobre las dos ciudades. Además, Jesús increpa también a Cafarnaún, lugar donde había puesto su residencia junto a los discípulos. También se muestra durísimo con Cafarnaún: "hasta el infierno te hundirás". Jesús parece referirse no solo a los habitantes, sino también a la misma ciudad, pues hay un vínculo entre los habitantes y la ciudad en la que viven. Podríamos decir que la vida social es el resultado de la calidad de vida de sus habitantes. Si existe desinterés por la vida social y cada uno piensa solo en sus cosas, la ciudad se autodestruye. El infierno empieza así, a partir del egocentrismo de los corazones. Los cristianos tienen una responsabilidad para con la ciudad en la que viven. Tienen que ser el alma para ayudar a los hombres y las mujeres que viven en ella a vivir en paz y en armonía.


12/07/2011
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri