Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de san Calixto papa (+ 222). Amigo de los pobres, fundó la casa de oración sobre la que se erigió Santa Maria in Trastevere.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Lucas 12,1-7

En esto, habiéndose reunido miles y miles de personas, hasta pisarse unos a otros, se puso a decir primeramente a sus discípulos: «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse. Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados. «Os digo a vosotros, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más. Os mostraré a quién debéis temer: temed a Aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna; sí, os repito: temed a ése. «¿No se venden cinco pajarillos por dos ases? Pues bien, ni uno de ellos está olvidado ante Dios. Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis; valéis más que muchos pajarillos.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El pasaje evangélico de hoy, una vez más, habla de miles de personas que se agolpan alrededor de Jesús hasta el punto de "pisarse unos a otros". Eran hombres y mujeres que necesitaban ayuda y que buscaban una vida mejor. Finalmente habían encontrado a una persona en la que confiar, en la que depositar su confianza y su esperanza. Había llegado su verdadero pastor. Jesús los previene en seguida de los falsos pastores o mejor dicho de la levadura de la hipocresía que hacía insoportable y peligroso el maestrazgo de los fariseos. La religiosidad de los fariseos a los que acusaba Jesús estaba formada únicamente por exterioridad; el corazón no participaba en nada. Una religiosidad de ese tipo contamina, como una levadura mala, toda la vida. Pero llegará el momento -dice Jesús- en el que todo saldrá a la luz y se verá el vacío y la tristeza de quien ha construido su vida con un corazón sin amor y sin misericordia que muestra su orgullo e intenta salvarse a sí mismo. La situación de los discípulos que escuchan y siguen al maestro, sin embargo, es otra: "Os digo a vosotros, amigos míos: no temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más... Temed a Aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna". Jesús introduce aquí una distinción preciosa. El cuerpo puede morir, pero existe un "después". El discípulo está llamado a reflexionar sobre este "después". El "después" -sugiere Jesús- está ligado al "corazón", es decir, a la vida interior, a aquel "lugar" en el que se produce el encuentro con Dios, o bien -y sería una decisión dramática- el encuentro con aquel que puede "arrojar a la gehenna". En las palabras de Jesús no hay ningún desprecio del cuerpo; ¡cuántas curaciones llevó a cabo! Pero no hay duda de que la atención que ponemos en convertir el corazón es bien poco en comparación a lo que prestamos a nuestro cuerpo, a nuestro bienestar material. A veces por este bienestar exterior vendemos incluso el alma. Jesús nos recuerda que el Padre que está en los cielos se ocupa de nosotros mucho más que de los pajarillos, y tiene contados todos los cabellos de nuestro cuerpo. Ocupémonos del corazón y de su crecimiento en el amor.


14/10/2011
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
FEB
19
Domingo 19 de febrero
Liturgia del domingo
FEB
20
Lunes 20 de febrero
Oración por la Paz
FEB
21
Martes 21 de febrero
Memoria de la Madre del Señor
FEB
22
Miércoles 22 de febrero
Memoria de los apóstoles
FEB
23
Jueves 23 de febrero
Memoria de la Iglesia
FEB
24
Viernes 24 de febrero
Memoria de Jesús crucificado
FEB
25
Sábado 25 de febrero
Vigilia del domingo
FEB
26
Domingo 26 de febrero
Liturgia del domingo