Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Proverbios 21,1-31

Corriente de agua es el corazón del rey en la mano de Yahveh,
que él dirige donde quiere. Al hombre le parecen rectos todos sus caminos,
pero es Yahveh quien pesa los corazones. Practicar la justicia y la equidad,
es mejor ante Yahveh que el sacrificio. Ojos altivos, corazón arrogante,
antorcha de malvados, es pecado. Los proyectos del diligente, todo son ganancia;
para el que se precipita, todo es indigencia. Hacer tesoros con lengua engañosa,
es vanidad fugitiva de quienes buscan la muerte. La violencia de los malos los domina,
porque se niegan a practicar la equidad. Tortuoso es el camino del hombre criminal,
pero el puro es recto en sus obras. Mejor es vivir en la esquina del terrado,
que casa en común con mujer litigiosa. El alma del malvado desea el mal,
su vecino no halla gracia a sus ojos. Cuando se castiga al arrogante, el simple se hace sabio;
cuando se instruye al sabio, adquiere ciencia. El Justo observa la casa del malvado,
y arroja a los malvados a la desgracia. Quien cierra los oídos a las súplicas del débil
clamará también él y no hallará respuesta. Regalo a escondidas, aplaca la cólera,
y obsequio oculto, la ira violenta. Alegría para el justo es el cumplimiento de la justicia,
pero horror para los que hacen el mal. El hombre que se aparta del camino de la prudencia
reposará en la asamblea de las sombras. Se arruina el hombre que ama el placer,
no será rico el aficionado a banquetes. Rescate del justo es el malo,
y en lugar de los rectos, el traidor. Mejor es habitar en el desierto
que con mujer litigiosa y triste. Tesoro precioso y aceite en la casa del sabio,
pero el hombre necio los devora. Quien va tras la justicia y el amor
hallará vida, justicia y honor. El sabio escala la ciudad de los fuertes,
y derriba la fortaleza en que confiaban. El que guarda su boca y su lengua,
guarda su alma de la angustia. Al insolente y altivo se le llama: "arrogante";
actúa en el exceso de su insolencia. El deseo del perezoso le lleva a la muerte,
porque sus manos rehúsan el trabajo. Todo el día está el malo codicioso;
pero el justo da sin rehusar jamás. El sacrificio de los malos es abominable,
sobre todo si se ofrece con mala intención. El testigo falso perecerá,
el hombre que escucha, por siempre podrá hablar. El hombre malo se muestra atrevido,
el recto afianza su camino. No hay sabiduría, ni hay prudencia
ni hay consejo, delante de Yahveh. Se prepara el caballo para el día del combate,
pero la victoria es de Yahveh.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Algunos temas vuelven con frecuencia en el capítulo. El primero es el de la justicia: "Practicar la justicia y el derecho el Señor lo prefiere a los sacrificios". Resuenan en esta afirmación las palabras del profeta Oseas: "Porque yo quiero amor, no sacrificio, conocimiento de Dios, más que holocaustos" (6,6). Es un tema muy querido también por mucha parte de la palabra profética, que se eleva en defensa de la justicia sobre todo hacia los pobres, muchas veces desatendidos. Basta con leer los primeros capítulos de Isaías o de Amós. También aquí leemos: "Quien cierra su oído a los gritos del pobre no obtendrá respuesta cuando grite". El grito no es sólo expresión de sufrimiento o de necesidad, sino un llamamiento a la justicia, como se lee con frecuencia en los salmos: "Los ojos del Señor sobre los justos, sus oídos escuchan sus gritos... Cuando gritan, el Señor los oye y los libra de sus angustias" (Sal 34,16.18). También en los Evangelios muchos enfermos gritan a Jesús para ser curados. El ciego Bartimeo, oyendo pasar a Jesús, empezó a gritar hacia el Señor, que escuchó su voz (Mc 10, 46-52). Al contrario que los hombres, el Señor escucha siempre la voz de los débiles y de los pobres. La advertencia de los Proverbios debería ayudarnos a comprender que sólo quien escucha la petición de ayuda de los pobres será a su vez escuchado por el Señor. Esta es la verdadera justicia. Quien no la sabe cumplir se vuelve fácilmente violento: "La violencia de los malvados los arrastra, por negarse a practicar el derecho". Violencia e injusticia están estrechamente unidas, como podemos fácilmente constatar en nuestra sociedad. Por el contrario, practicar la justicia da alegría (v. 17). Y "El que busca justicia y bondad encontrará vida y gloria" (v. 21). En efecto, la justicia verdadera se realiza en la gratuidad del amor y no en el fácil cálculo del dar para tener a cambio de. Parece unirse a la reflexión sobre la justicia la del uso de la riqueza y de los bienes. Hay una riqueza fruto de la mentira y de los engaños, que al final aparece fútil y dañina: "Amasar fortuna con lengua engañosa es ilusión fugaz de los que buscan la muerte" (v. 6). "El que ama el placer pasará necesidad, el que ama vino y perfumes no se hará rico", añade el versículo 17. Cuántas veces la manía continua por tener, la codicia propia del necio (v. 26), -y cuánta vemos en quien se da al juego, a las apuestas y a la bolsa-, lleva a la ruina sin darse cuenta. Sin embargo, justicia es también saber dar de lo propio a los demás: "Regalo a escondidas aplaca la cólera, obsequio discreto, la ira violenta" (v. 14). Gran sabiduría la de la Palabra de Dios, que ayuda a vivir de forma sabia incluso en la riqueza, que la Biblia no desprecia pero que puede convertirse en una trampa mortal.


15/02/2012
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri