Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Primera Tesalonicenses 3,1-5

Por lo cual, no pudiendo soportar más, decidimos quedarnos solos en Atenas y os enviamos a Timoteo, hermano nuestro y colaborador de Dios en el Evangelio de Cristo, para afianzaros y daros ánimos en vuestra fe, para que nadie vacile en esas tribulaciones. Bien sabéis que este es nuestro destino: ya cuando estábamos con vosotros os predecíamos que íbamos a sufrir tribulaciones, y es lo que ha sucedido, como sabéis. Por lo cual también yo, no pudiendo soportar ya más, le envié para tener noticias de vuestra fe, no fuera que el Tentador os hubiera tentado y que nuestro trabajo quedara reducido a nada.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Pablo acababa de rogar a Silvano y a Timoteo que fueran a Berea y a Atenas (Hch 17,15), pero la noticia de los ataques persecutorios a la comunidad de Tesalónica (2,14; 3,3ss.) hacen que sea nuevamente necesario separarse. La decisión de quedarse solo en Atenas no le resulta fácil, entre otras cosas porque Timoteo es para él un "hijo querido" y un "hermano", aunque también un "colaborador de Dios en el Evangelio de Cristo" y, por tanto, tiene la tarea primaria de continuar la predicación. El amor de Pablo por la comunidad de Tesalónica es más fuerte que el amor que tiene por sí mismo, hasta el punto de privarse del amigo para enviarlo a la comunidad que lo necesita porque está en peligro. Él -escribe Pablo- viene "para afianzaros y daros ánimos en vuestra fe, para que nadie vacile en esas tribulaciones" (3,2-3). Los sufrimientos a causa del Evangelio son un destino para todas las comunidades cristianas. El Evangelio es distinto al mundo. Y esta "profecía" suya inevitablemente provoca la oposición del mundo. Profecía y hostilidad son dos dimensiones inseparables en la vida de la Iglesia. A modo de confirmación, el apóstol indica que también hay dificultades en Corinto. Y los cristianos de Tesalónica lo saben: "Bien sabéis que este es nuestro destino: ya cuando estábamos con vosotros os predecíamos que íbamos a sufrir tribulaciones, y es lo que ha sucedido, como sabéis" (3,3-4). Los tesalonicenses conocen los sufrimientos que Pablo ha experimentado personalmente, pero también la fuerza que ha demostrado al continuar su misión pastoral. No obstante, Pablo está preocupado por la vida de la comunidad. Sabe que detrás de las persecuciones se esconde el "tentador", el príncipe de la división y del mal; y conoce su poder. El amor premuroso por la joven comunidad no le tranquiliza. Tiene miedo de que los cristianos de Tesalónica puedan ceder a las tentaciones propias de los tiempos finales. Y no quiere que sus esfuerzos, en los que se manifiesta la obra de Dios, sean en vano.


04/06/2012
Oración por los enfermos


Agenda de la semana
ENE
15
Domingo 15 de enero
Liturgia del domingo
ENE
16
Lunes 16 de enero
Oración por la Paz
ENE
17
Martes 17 de enero
Memoria de la Madre del Señor
ENE
18
Miércoles 18 de enero
Memoria de los santos y de los profetas
ENE
19
Jueves 19 de enero
Memoria de la Iglesia
ENE
20
Viernes 20 de enero
Memoria de Jesús crucificado
ENE
21
Sábado 21 de enero
Vigilia del domingo
ENE
22
Domingo 22 de enero
Liturgia del domingo