Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor,
mis ovejas escuchan mi voz
y devendrán
un solo rebaño y un solo redil.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Judas 1,24-25

Al que es capaz de guardaros inmunes de caída y de presentaros sin tacha ante su gloria con alegría, al Dios único, nuestro Salvador, por medio de Jesucristo, nuestro Señor, gloria, majestad, fuerza y poder antes de todo tiempo, ahora y por todos los siglos. Amén.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El apóstol termina la epístola con una alabanza a Dios (llamada doxología). Es una fórmula que se encuentra también en otras epístolas (por ejemplo, en la Epístola a los Romanos hay una doxología similar a esta) e incluye una oración del apóstol por la comunidad a la que escribe. La alabanza no es solo la conclusión de la epístola, sino el corazón de toda oración, porque cuando nos dirigimos a Dios siempre, incluso en las dificultades o en el lamento, lo alabamos reconociendo la grandeza de su amor y su ayuda. Judas confía los cristianos al único Señor, que es fuerte y poderoso. Él no solo los guarda "inmunes de caída" sino que los custodia hasta presentarlos "sin tacha ante su gloria con alegría". El apóstol incluye en una única mirada toda la historia de la Iglesia y ve su conclusión, cuando la Iglesia no tendrá tacha alguna y vivirá la alegría de los santos. Judas sabe que sus exhortaciones y sus advertencias son importantes porque están escritas con la autoridad del Señor, pero también es consciente de que solo el Señor es el Pastor fuerte y bueno que puede guiar y proteger a la Iglesia. Por eso sus exhortaciones se transforman en oración. Y la oración es la ayuda más robusta que puede dar a los cristianos a los que escribe. Es una invitación también para nosotros, para que aprendamos a orar los unos por los otros. Existe un ministerio de la oración en el que hay que participar de manera más intensa de cuanto se hace en todas las comunidades cristianas. Debe construirse en todo el mundo una especie de catedral universal de la oración en la que estén reunidos hermanos y hermanas del mundo entero alabando a Dios y ayudándose mutuamente. El único Dios, a través de su único Hijo, recibe las alabanzas de este único y variado edificio espiritual, que ya desde hoy permite degustar en la tierra el reino de amor y de paz.


06/09/2012
Memoria de la Iglesia


Agenda de la semana
NOV
27
Domingo 27 de noviembre
Liturgia del domingo
NOV
28
Lunes 28 de noviembre
Memoria de los pobres
NOV
29
Martes 29 de noviembre
Memoria de la Madre del Señor
NOV
30
Miércoles 30 de noviembre
Memoria de los apóstoles
DIC
1
Jueves 1 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
2
Viernes 2 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
3
Sábado 3 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo