Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Romanos 15,1-13

Nosotros, los fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no buscar nuestro propio agrado. Que cada uno de nosotros trate de agradar a su prójimo para el bien, buscando su edificación; pues tampoco Cristo buscó su propio agrado, antes bien, como dice la Escritura: Los ultrajes de los que te ultrajaron cayeron sobre mi. En efecto todo cuanto fue escrito en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza. Y el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener los unos para con los otros los mismos sentimientos, según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. Por tanto, acogeos mutuamente como os acogió Cristo para gloria de Dios. Pues afirmo que Cristo se puso al servicio de los circuncisos a favor de la veracidad de Dios, para dar cumplimiento a las promesas hechas a los patriarcas, y para que los gentiles glorificasen a Dios por su misericordia, como dice la Escritura: Por eso te bendeciré entre los gentiles y ensalzaré tu nombre. Y en otro lugar: Gentiles, regocijaos juntamente con su pueblo; y de nuevo: Alabad, gentiles todos, al Señor y cántenle himnos todos los pueblos. Y a su vez Isaías dice: Aparecerá el retoño de Jesé, el que se levanta para imperar sobre los gentiles. En él pondrán los gentiles su esperanza. El Dios de la esperanza os colme de todo gozo y paz en vuestra fe, hasta rebosar de esperanza por la fuerza del Espíritu Santo.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Pablo continúa su exhortación sobre la primacía de la comunión. Y aunque se incluye entre los «fuertes», es decir, entre los que viven la libertad respecto a la ley, propone nuevamente la primacía de la edificación de la comunidad cristiana. Y el motivo es siempre el de la libertad frente al amor por uno mismo y al desear tan solo la propia satisfacción. Ni siquiera Jesús, escribe Pablo, «buscó su propio agrado». En efecto, la tentación de la autorreferencialidad está siempre al acecho, y asume las formas más diversas, incluso la de sentirse, de una forma u otra, justificado. En verdad el único camino que el discípulo está llamado a recorrer es el del maestro. Y sabemos bien cuántas veces el Señor repitió: no he venido a ser servido sino a servir, y a dar su vida en rescate de muchos. Jesús no solo no ha conservado su vida: Él bajó del cielo para hacerse siervo de todos. Esta actitud es lo que cualifica al cristiano, el discípulo de Jesús. De aquí nace la disponibilidad para acogerse los unos a los otros, como escribe el apóstol. Este «servicio» de la acogida recíproca Jesús lo vivió y practicó en primer lugar. En una sociedad como la nuestra, donde cada uno quiere afirmar a toda costa el propio yo, donde el egocentrismo y la satisfacción de uno mismo y de los propios deseos se ha convertido en una ley inexorable, el ejemplo de los cristianos que se acogen mutuamente, que no saben vivir sin el otro, que no conciben la vida sin la acogida a los pobres como hermanos y hermanas, se hace cada vez más urgente. La comunidad cristiana que vive la comunión que recibe de Dios «salva» a la sociedad humana de la barbarie y del egocentrismo.


06/02/2013
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri