Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Romanos 15,22-32

Esa era la razón por la cual siempre me veía impedido de llegar hasta vosotros. Mas ahora, no teniendo ya campo de acción en estas regiones, y deseando vivamente desde hace muchos años ir donde vosotros, cuando me dirija a España... Pues espero veros al pasar, y ser encaminado por vosotros hacia allá, después de haber disfrutado un poco de vuestra compañía. Mas, por ahora, voy a Jerusalén para el servicio de los santos, pues Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una colecta en favor de los pobres de entre los santos de Jerusalén. Lo tuvieron a bien, y debían hacérselo; pues si los gentiles han participado en sus bienes espirituales, ellos a su vez deben servirles con sus bienes temporales. Así que, una vez terminado este asunto, y entregado oficialmente el fruto de la colecta, partiré para España, pasando por vosotros. Y bien sé que, al ir a vosotros, lo haré con la plenitud de las bendiciones de Cristo. Pero os suplico, hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu Santo, que luchéis juntamente conmigo en vuestras oraciones rogando a Dios por mí, para que me vea libre de los incrédulos de Judea, y el socorro que llevo a Jerusalén sea bien recibido por los santos; y pueda también llegar con alegría a vosotros por la voluntad de Dios, y disfrutar de algún reposo entre vosotros.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Pablo quiere llevar su misión más allá de Roma, hasta España, como para llegar al «confín extremo» de la tierra. Quizá para nosotros Asia es lo que para Pablo era España. En Asia el cristianismo es aún una pequeña semilla, mientras los pueblos son muchos y están a la espera. La urgencia de la comunicación del Evangelio le devoraba. El ejemplo del apóstol interroga con fuerza la indolencia de muchas comunidades cristianas de hoy, y sacude la pereza que atrapa a tantos discípulos del Señor. La decisión del apóstol de no encerrarse en un único territorio indica su oposición a cualquier tipo de autorreferencialidad, a cualquier tipo de cerrazón, para asumir los horizontes universales propios del Evangelio. Pues bien, toda comunidad cristiana debe vivir también la misma inquietud de Pablo por la comunicación del Evangelio hasta los confines de la tierra. Esto no quiere decir en absoluto olvidar el propio origen. Y es muy significativo lo que Pablo escribe a propósito de la ayuda que debe llevar a Jerusalén: habla de una «deuda» hacia esta ciudad de la que hemos obtenido la fe. Es una deuda que en este tiempo debemos sentir con mayor urgencia. El gesto del apóstol es un ejemplo de esa comunión entre las comunidades cristianas que hoy, más que nunca, es necesario revitalizar.


09/02/2013
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri