Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Segunda Corintios 1,12-24

El motivo de nuestro orgullo es el testimonio de nuestra conciencia, de que nos hemos conducido en el mundo, y sobre todo respecto de vosotros, con la santidad y la sinceridad que vienen de Dios, y no con la sabiduría carnal, sino con la gracia de Dios. Pues no os escribimos otra cosa que lo que leéis y comprendéis, y espero comprenderéis plenamente, como ya nos habéis comprendido en parte, que somos nosotros el motivo de vuestro orgullo, lo mismo que vosotros seréis el nuestro en el Día de nuestro Señor Jesús. Con este convencimiento quería yo ir primero donde vosotros a fin de procuraros una segunda gracia, y pasando por vosotros ir a Macedonia y volver nuevamente de Macedonia donde vosotros, y ser encaminado por vosotros hacia Judea. Al proponerme esto ¿obré con ligereza? O ¿se inspiraban mis proyectos en la carne, de forma que se daban en mí el sí y el no? ¡Por la fidelidad de Dios!, que la palabra que os dirigimos no es sí y no. Porque el Hijo de Dios, Cristo Jesús, a quien os predicamos Silvano, Timoteo y yo, no fue sí y no; en él no hubo más que sí. Pues todas las promesas hechas por Dios han tenido su sí en él; y por eso decimos por él «Amén» a la gloria de Dios. Y es Dios el que nos conforta juntamente con vosotros en Cristo y el que nos ungió, y el que nos marcó con su sello y nos dio en arras el Espíritu en nuestros corazones. ¡Por mi vida!, testigo me es Dios de que, si todavía no he ido a Corinto, ha sido por miramiento a vosotros. No es que pretendamos dominar sobre vuestra fe, sino que contribuimos a vuestro gozo, pues os mantenéis firmes en la fe.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

En la comunidad de Corinto se habían presentado algunos predicadores que habían empezado a criticar a Pablo y a acusarlo, poniendo en tela de juicio su sinceridad, su apostolicidad y el Evangelio que predicaba. Había sucedido lo mismo en Galacia. Pablo se ve obligado a defenderse, aunque su defensa es ante todo una defensa del Evangelio que predica, y para el que había recibido incluso confirmación de los demás apóstoles reunidos en Jerusalén. Con esta carta Pablo quiere reafirmar el valor de su anuncio, que viene de la gracia de Dios y no de la sabiduría o de la fuerza de la «carne». Por eso puede manifestar su «orgullo». Sin embargo no es el orgullo de la vanagloria por las –tal vez presuntas– cualidades. Es una tentación que muchos conocemos. El orgullo del que habla el apóstol es el de quien gasta su vida para anunciar el Evangelio, de quien puede presentar al Señor una comunidad fruto de su predicación. Así pues, el apóstol dice en otra parte: «El que se gloríe, gloríese en el Señor». Es este orgullo el que impulsa a Pablo a confirmar su cariño y su preocupación por la comunidad. Habría querido visitarla pronto, pero le fue impedido, y debió cambiar sus planes. Por tanto no es una cuestión de volubilidad: «¡Por la fidelidad de Dios!, que la palabra que os dirigimos no es sí y no» (v. 18). El hecho de que no haga la visita no es signo de desinterés o de miedo ante aquellos que lo acusan. Y con esta carta quiere reafirmar la llamada común que Cristo le ha hecho a él y a la comunidad, a la que en este punto se siente unido por la misma unción y el sello común del Espíritu Santo.


23/03/2013
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri