Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de los santos Addai y Mari, fundadores de la Iglesia caldea. Oración por los cristianos de Irak.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Hebreos 1,5-14

En efecto, ¿a qué ángel dijo alguna vez: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy; y también: Yo seré para él Padre, y él será para mi Hijo? Y nuevamente al introducir a su Primogénito en el mundo dice: Y adórenle todos los ángeles de Dios. Y de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles vientos, y a sus servidores llamas de fuego. Pero del Hijo: Tu trono, ¡oh Dios!, por los siglos de los siglos; y: El cetro de tu realeza, cetro de equidad. Amaste la justicia y aborreciste la iniquidad; por eso te ungió, ¡oh Dios!, tu Dios con óleo de alegría con preferencia a tus compañeros. Y también: Tú al comienzo, ¡oh Señor!, pusiste los cimientos de la tierra, y obras de tu mano son los cielos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; todos como un vestido envejecerán; como un manto los enrollarás, como un vestido, y serán cambiados. Pero tú eres el mismo y tus años no tendrán fin. Y ¿a qué ángel dijo alguna vez: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por escabel de tus pies? ¿Es que no son todos ellos espíritus servidores con la misión de asistir a los que han de heredar la salvación?

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

La epístola acaba de hablar del Hijo como de la revelación definitiva de Dios. El Hijo es aquel al que los creyentes deben escuchar y seguir. Dios lo constituyó en Señor de toda la creación. La epístola, con una secuencia de siete citas del Antiguo Testamento, quiere mostrar a los cristianos que el Hijo ha venido a cumplir todas las profecías del Antiguo Testamento. Con una interpretación cristológica de los salmos, el autor compone un himno sobre la glorificación de Jesús que recuerda a un himno análogo, el del rebajamiento de Jesús que encontramos en la Epístola a los filipenses. Pero aquí el autor deja a un lado el rebajamiento que recuerda Pablo y canta lo sucedido en el cielo, la entronización de Jesús como Señor de la historia y del mundo. Describe la ascensión al cielo con la ceremonia de entronización de los soberanos orientales. El rito, una auténtica liturgia, empieza con la adopción del nuevo rey por parte de Dios, que dice: «Hijo mío eres tú; yo te he engendrado». Dirigiéndose a la corte celestial afirma: «Yo seré para él un padre, y él será para mí un hijo». Y tras haber aceptado al nuevo rey, viene la invitación a los grandes del reino (los ángeles) para que se postren ante el nuevo entronizado: «Y adórenle todos los ángeles de Dios». El Señor otorga finalmente los poderes del reino a Cristo con la entrega del cetro, la unción real y la ascensión al trono. Con una lectura espiritual de los salmos, el autor lee en ellos la prefiguración de la realeza firme y fuerte del Hijo. Es una realeza fijada para siempre pero que espera ser completada por la acción de Dios con la derrota definitiva del enemigo, según las palabras del salmo: «Siéntate a mi diestra, hasta que haga de tus enemigos estrado de tus pies». El autor siente la urgencia de recordar a la comunidad cristiana, que ha sufrido las fuerzas del mal y ha dudado de la victoria de Dios, la conciencia de la fuerza de Jesús resucitado que ya ha derrotado el mal y la muerte.


28/05/2013
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
FEB
19
Domingo 19 de febrero
Liturgia del domingo
FEB
20
Lunes 20 de febrero
Oración por la Paz
FEB
21
Martes 21 de febrero
Memoria de la Madre del Señor
FEB
22
Miércoles 22 de febrero
Memoria de los apóstoles
FEB
23
Jueves 23 de febrero
Memoria de la Iglesia
FEB
24
Viernes 24 de febrero
Memoria de Jesús crucificado
FEB
25
Sábado 25 de febrero
Vigilia del domingo
FEB
26
Domingo 26 de febrero
Liturgia del domingo