Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor,
mis ovejas escuchan mi voz
y devendrán
un solo rebaño y un solo redil.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jeremías 12,7-17

Dejé mi casa,
abandoné mi heredad,
entregué el cariño de mi alma
en manos de sus enemigos. Se ha portado conmigo mi heredad
como un león en la selva:
me acosaba con sus voces; por eso la aborrecí. ¿Es por ventura un pájaro pinto mi heredad?
Las rapaces merodean sobre ella.
¡Andad, juntaos, fieras todas del campo:
id al yantar! Entre muchos pastores destruyeron mi viña,
hollaron mi heredad,
trocaron mi mejor campa
en un yermo desolado. La convirtieron en desolación lamentable,
en inculta para mí.
Totalmente desolado está todo el país
porque no hay allí nadie que lo sienta. Sobre todos los calveros del desierto
han venido saqueadores
(porque una espada tiene Yahveh devorada),
de un cabo al otro de la tierra
no hubo cuartel para alma viviente. Sembraron trigo, y espinos segaron,
se afanaron sin provecho.
Vergüenza les dan sus cosechas,
por causa de la ira ardiente de Yahveh. Así dice Yahveh: En cuanto a todos los malos vecinos que han tocado la heredad que di en precio a mi pueblo Israel, he aquí que yo los arranco de su solar. (Y a la casa de Judá voy a arrancarla de en medio de ellos.) Pero luego de haberlos arrancado, me volveré y les tendré lástima, y les haré retornar, cada cual a su heredad y a su tierra. Y entonces, si de veras aprendieron el camino de mi pueblo jurando en mi Nombre: "¡Por vida de Yahveh!" - lo mismo que ellos enseñaron a mi pueblo a jurar por Baal - serán restablecidos a la par de mi pueblo. Mas si no obedecen, arrancaré a aquella gente y arrancada quedará y la haré perecer - oráculo de Yahveh -.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Los profetas hablan en varias ocasiones de los profetas del pueblo. También Jesús en el capítulo diez de Juan utilizará esta imagen para indicar su preocupación por los hombres. En una sociedad campesina que se dedicaba al pastoreo, el pastor era una figura habitual, que expresaba bien la responsabilidad de un hombre dedicado por completo al rebaño. El pastor indica a aquel que, de algún modo u otro, tiene una responsabilidad sobre aquellos que se le confían. Jerusalén está devastada a causa de la guerra y de la deportación, y Jeremías lo atribuye a la irresponsabilidad de los pastores: «Entre muchos pastores destruyeron mi viña, hollaron mi heredad, trocaron mi mejor campo en un yermo desolado. La convirtieron en desolación lamentable, me la dejaron yerma». A pesar de que la imagen pueda parecer arcaica en nuestra cultura, expresa con claridad muchas situaciones en las que aquellos que tienen la responsabilidad del bien común no se ocupan de los demás, sino que miran por su interés convirtiendo así la sociedad en un desierto de humanidad. Jesús dice claramente que o somos pastores o nos convertimos en mercenarios, gente que vive para su propio interés, sin preocuparse por el rebaño que se le ha confiado. Debemos constatar con tristeza que las palabras del profeta son actuales incluso en el mundo de hoy. Pero Dios no es insensible. El lenguaje profético es como siempre duro, casi difícil de entender y de aceptar, pero indica un cambio radical. Dios no acepta que su rebaño sea abandonado: «A todos los malos vecinos que han tocado la heredad… he decidido arrancarlos. Y a la casa de Judá voy a arrancarla de en medio de ellos». Dios no interviene solo contra los pueblos extranjeros. Su pueblo, Judá, no está exento de responsabilidad. Pero el Señor «volverá y tendrá lástima» de su pueblo. Dios realmente elige la compasión ante las situaciones más difíciles. Esa será también la actitud de Jesús, el Buen Samaritano de la humanidad.


01/08/2013
Memoria de la Iglesia


Agenda de la semana
NOV
27
Domingo 27 de noviembre
Liturgia del domingo
NOV
28
Lunes 28 de noviembre
Memoria de los pobres
NOV
29
Martes 29 de noviembre
Memoria de la Madre del Señor
NOV
30
Miércoles 30 de noviembre
Memoria de los apóstoles
DIC
1
Jueves 1 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
2
Viernes 2 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
3
Sábado 3 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri