Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de san Pier Damiani (1007-1072). Fiel a su vocación monástica, amó a toda la Iglesia y dedicó su vida a reformarla. Recuerdo de los monjes de cualquier parte del mundo.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor,
mis ovejas escuchan mi voz
y devendrán
un solo rebaño y un solo redil.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Marcos 8,27-33

Salió Jesús con sus discípulos hacia los pueblos de Cesarea de Filipo, y por el camino hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que soy yo?» Ellos le dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que uno de los profetas.» Y él les preguntaba: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?» Pedro le contesta: «Tú eres el Cristo.» Y les mandó enérgicamente que a nadie hablaran acerca de él. Y comenzó a enseñarles que el Hijo del hombre debía sufrir mucho y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar a los tres días. Hablaba de esto abiertamente. Tomándole aparte, Pedro, se puso a reprenderle. Pero él, volviéndose y mirando a sus discípulos, reprendió a Pedro, diciéndole: «¡Quítate de mi vista, Satanás! porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jesús se encuentra con los discípulos en el territorio pagano de la tetrarquía de Filipo, en el lugar donde se erigía la ciudad de Cesarea, llamada así por Filipo en honor de César Augusto. Aquí, tal vez por estar lejos de los judíos, Jesús puede tocar libremente el tema mesiánico sin temor de ser malentendido por la gente ni suscitar reacciones por parte de los fariseos. Llegados a las proximidades de la ciudad Jesús interrogó a los discípulos sobre lo que se decía sobre su persona: “¿Quién dicen los hombres que soy yo?” Esta pregunta sobre Jesús es tan decisiva que en el Evangelio de Marcos ocupa hasta el centro físico de la narración. Y lo es incluso en nuestros días: “¿Quién es Jesús?” Creo que es necesario que también nuestra generación, en estos tiempos difíciles y de desorientación, se plantee una vez más esta pregunta. Jesús se encuentra en los confines septentrionales de Palestina, a unos 40 Km al nordeste del lago. El evangelista parece sugerir que aquí comienza el viaje de Jesús hacia Jerusalén, y ese comienzo está marcado por la profesión de Pedro. A la pregunta de Jesús los discípulos contestan lo que la gente dice de él; pero a Jesús todo eso parece interesarle poco. De hecho, inmediatamente se dirige a los discípulos y les pregunta: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?” La respuesta de Pedro es clara: “Tú eres el Cristo”, que significa el Mesías, el ungido y el enviado de Dios. Pedro hace bien en confesar su fe: es la manera apropiada de comenzar ese viaje, y también lo es para nosotros de vivir este tiempo de un modo renovado. Y sin embargo es una fe todavía frágil, que necesita alimentarse del Evangelio. De hecho Jesús se verá obligado a reprenderle duramente poco después: ante la profecía de la pasión, es decir, la instauración de un reino que implicaría incluso la muerte del Mesías, Pedro pone obstáculos. El rechazo total de la pasión impide a Pedro escuchar el anuncio de la resurrección, que por lo demás está claro en las palabras del Maestro. La autosuficiencia y el orgullo impiden a Pedro acoger el Evangelio en su plenitud, y Jesús no puede hacer otra cosa que rechazar con decisión sus palabras. Con una aspereza inaudita Jesús lo compara con el príncipe del mal, Satanás: “¡Quítate de mi vista, Satanás! porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres". Jesús invita al apóstol a que vuelva a seguirle, es decir, que vuelva a escucharle, y a no dejarse guiar por sus razonamientos y sus convicciones. Pedro, el primero entre los apóstoles, es llamado a volver a ser el primero entre los discípulos, entre los que escuchan. Todos debemos ir “detrás de Jesús” para escuchar, comprender y seguir pensando como Dios y no como los hombres.


20/02/2014
Memoria de la Iglesia


Agenda de la semana
NOV
27
Domingo 27 de noviembre
Liturgia del domingo
NOV
28
Lunes 28 de noviembre
Memoria de los pobres
NOV
29
Martes 29 de noviembre
Memoria de la Madre del Señor
NOV
30
Miércoles 30 de noviembre
Memoria de los apóstoles
DIC
1
Jueves 1 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
2
Viernes 2 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
3
Sábado 3 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo