Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Marcos 9,30-37

Y saliendo de allí, iban caminando por Galilea; él no quería que se supiera, porque iba enseñando a sus discípulos. Les decía: «El Hijo del hombre será entregado en manos de los hombres; le matarán y a los tres días de haber muerto resucitará.» Pero ellos no entendían lo que les decía y temían preguntarle. Llegaron a Cafarnaúm, y una vez en casa, les preguntaba: «¿De qué discutíais por el camino?» Ellos callaron, pues por el camino habían discutido entre sí quién era el mayor. Entonces se sentó, llamó a los Doce, y les dijo: «Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos.» Y tomando un niño, le puso en medio de ellos, le estrechó entre sus brazos y les dijo: «El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, no me recibe a mí sino a Aquel que me ha enviado.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jesús camina siempre con sus discípulos. Vive con fuerza el sentido de comunidad: no está nunca solo salvo cuando se retira en oración. Además, tras haber llamado a los discípulos individualmente o de dos en dos, los “constituyó” una comunidad (Mc 3, 13-17). No existe un cristianismo individual. Hoy el individualismo se adueña hasta de los cristianos, y cada uno se hace una religión a medida, un Dios según las propias exigencias y tiempos. Pero Jesús nos muestra que su vida es siempre comunión. Por ello ayuda a los discípulos a vivir en su espíritu. El Evangelio de hoy nos relata que cuando llegan a Cafarnaún y se encuentran a solas, lejos de la multitud, Jesús hace entender a sus discípulos la gran distancia que les separa del Evangelio. Es lo que ocurre cada vez que nos disponemos a escuchar la Palabra de Dios. Pero esa distancia es para nuestro crecimiento. Jesús, en aquellos días, estaba mucho más angustiado que los discípulos a causa de la muerte que le esperaba; en cambio ellos, atemorizados más por su suerte que por la del maestro, se habían puesto a discutir sobre quién era el mayor entre ellos. Jesús, descendiendo casi a su nivel, no desprecia el deseo que tienen de sobresalir, pero le da la vuelta: el primero en la comunidad cristiana es el que sirve. Es el primado absoluto del amor que debe reinar en las comunidades cristianas. Este mandato era tan importante en la conciencia de las primeras comunidades que en los Evangelios esta frase de Jesús se nos refiere en cinco ocasiones. Después de esta afirmación Jesús toma a un niño, lo pone en medio de todos y lo abraza. Obviamente es un centro físico, pero sobre todo de atención: los pequeños –entendidos como los niños, ciertamente, pero también como los débiles, los pobres, los solitarios, los indefensos- deben ser puestos en el centro, es decir, en el corazón mismo de la comunidad. En ellos, de hecho, se hace presente el Señor mismo. Quien acoge a uno de ellos (Jesús abraza a ese niño), quien abre el corazón a los pobres, acoge a Dios mismo y será salvado. Sólo en el servicio y la amistad hacia los pequeños, sólo poniéndolos a ellos en el centro y no a nosotros, podemos aprender y gustar la única y verdadera grandeza, el único y verdadero primado: el de servir. Qué diferente es esta perspectiva de la del mundo en el que vivimos, en el que se compite por los primeros puestos mediante la prepotencia, el dinero, la riqueza, la belleza, la estafa, el engaño, la presunción, la violencia… Muy distinto es el Evangelio de Jesús, que propone la única verdadera grandeza.


25/02/2014
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri