Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Lucas 11,29-32

Habiéndose reunido la gente, comenzó a decir: «Esta generación es una generación malvada; pide una señal, y no se le dará otra señal que la señal de Jonás. Porque, así como Jonás fue señal para los ninivitas, así lo será el Hijo del hombre para esta generación. La reina del Mediodía se levantará en el Juicio con los hombres de esta generación y los condenará: porque ella vino de los confines de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay algo más que Salomón. Los ninivitas se levantarán en el Juicio con esta generación y la condenarán; porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay algo más que Jonás.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Jesús está rodeado de mucha gente: necesitaban palabras verdaderas que les salvaran de los miedos y las angustias. También hoy como entonces muchas personas buscan seguridad y tranquilidad. Es una búsqueda obviamente legítima, pero con frecuencia se realiza de formas irracionales si no profundamente equivocadas. Es un error, por ejemplo, hacer recaer sobre los pobres y sus países las causas de la inseguridad o el malestar. Las causas existen y deben ser buscadas con atención, sin embargo –aunque no es fácil darse cuenta de ello- quizá la verdadera inseguridad nace de la radical soledad de cada uno de nosotros. Sí, estamos solos, no nos sentimos amados, y por ello nos envuelve un sentimiento de extravío por dentro y por fuera. Esta soledad profunda se ve agudizada por ese instinto malvado que nos lleva a cada uno a pensar sólo en nosotros mismos, y a no mirar a los demás. Por otro lado, las grandes ciudades de hoy –parecidas a la gran Nínive- han hecho ciertamente más difícil la vida de todos: la existencia se ha vuelto más dura y violenta, sobre todo para los más pobres. No es casual que los ritmos convulsos de nuestras ciudades sean fuente de desequilibrios físicos y mentales, de pobreza y marginación, de desesperación y angustia. Por esto es fácil pensar que la fuerza o algo prodigioso puedan proporcionarnos seguridad. De ahí la búsqueda de un “signo”, de algo que de forma casi mágica nos libere de la angustia. Sin embargo, no existen huidas mágicas, no hay caminos esotéricos que recorrer, sino más bien la necesidad de que la predicación del Evangelio recorra nuestras calles y plazas, como hizo Jonás predicando la penitencia y la conversión en Nínive. Y el Evangelio es más precioso que la sabiduría de Salomón y más fuerte que la predicación de Jonás. El Evangelio es la fuerza verdadera que tenemos en nuestras manos para hacer más humanas nuestras ciudades, para devolver un corazón a la aridez de la vida que genera conflictos y violencias, para vencer el mal con el bien. Los cristianos tenemos la gran responsabilidad de vivir y comunicar el evangelio para que nuestras ciudades sean salvadas de la desesperación y de la violencia, para que nuestra generación sea preservada del egoísmo que induce a refugiarse en ritos y prácticas consoladoras, que no son la verdadera respuesta a la necesidad de salvación y de amor de cada uno.


12/03/2014
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri