Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Lucas 9,1-6

Convocando a los Doce, les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades; y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar. Y les dijo: «No toméis nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni plata; ni tengáis dos túnicas cada uno. Cuando entréis en una casa, quedaos en ella hasta que os marchéis de allí. En cuanto a los que no os reciban, saliendo de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos.» Saliendo, pues, recorrían los pueblos, anunciando la Buena Nueva y curando por todas partes.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

En este pasaje el evangelista Lucas resume la primera parte del discurso misionero de Jesús a los Doce (dentro de pocos días escucharemos la otra parte, que dirige a los setenta y dos). El texto evangélico empieza cuando Jesús llama a los Doce: "Convocando a los Doce". La iniciativa de Jesús es siempre el origen de la misión de la Iglesia y de todo discípulo. Él es quien nos llama a seguirle y nos envía a la misión. Nadie puede atribuirse dicha tarea. El discípulo lo es porque alguien lo llama. Hay un antes en la vida del creyente que es de Dios. Solo después de que el Señor lo llame el creyente decide seguirle. La decisión de seguir al Señor no se produce en el vacío, no se concreta decidiendo realizarse a uno mismo o queriendo poner en práctica el proyecto de uno mismo. El llamamiento de Jesús a seguirlo está asociado al plan de amor que él vino a inaugurar en la tierra. De hecho, inmediatamente después de ser llamados, los discípulos son enviados al mundo con "autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades". Los Doce no son enviados para enseñar una nueva doctrina, sino para instaurar un nuevo reino, para hacer realidad la liberación de los hombres de la esclavitud del pecado y de la muerte. Jesús les da poder sobre "todos" los demonios. Sí, hay que poner fin a todas las esclavitudes. El anuncio del Evangelio del Reino empieza con los hechos, es decir, con claros actos de liberación, con signos evidentes de un tiempo nuevo, un tiempo de misericordia, de amor, de justicia y de paz. La fe cristiana no es una ideología que se contrapone a otra, no es un pensamiento para determinadas personas, a saber, para algunos héroes de ascesis. La fe es transformadora: cambia el corazón de quien decide contestar al llamamiento de Jesús. Y de unos corazones nuevos nace una historia nueva. La fe cristiana no nos encierra en un individualismo avaro. Al contrario, ayuda a transformar la historia para acercar aquel Reino de amor que Jesús vino a inaugurar. Los Doce –indica Lucas– "partieron, pues, y recorrieron los pueblos". Podríamos decir que aquellos días empezaba el camino de la Iglesia para ampliar el espacio del Reino en este mundo nuestro. Cada creyente está llamado a aumentar la larga retahíla de discípulos de Jesús para luchar en la misma batalla y para comunicar el mismo Evangelio. Esa misión requiere que nos despojemos de nosotros mismos y de nuestro protagonismo para ser siervos de una única misión de Jesús que recorre los siglos. En esta página se respira una ansia que lleva a los discípulos de casa en casa, de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad para que nadie se quede sin el anuncio evangélico y sin la liberación del mal.


24/09/2014
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri