Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor,
mis ovejas escuchan mi voz
y devendrán
un solo rebaño y un solo redil.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jeremías 23,5-8

Mirad que días vienen - oráculo de Yahveh -
en que suscitaré a David un Germen justo:
reinará un rey prudente,
practicará el derecho y la justicia en la tierra. En sus días estará a salvo Judá,
e Israel vivirá en seguro.
Y este es el nombre con que te llamarán:
"Yahveh, justicia nuestra." Por tanto, mirad que vienen días - oráculo de Yahveh - en que no se dirá más: "¡Por vida de Yahveh, que subió a los hijos de Israel de Egipto!", sino: "¡Por vida de Yahveh, que subió y trajo la simiente de la casa de Israel de tierras del norte y de todas las tierras a donde los arrojara!", y habitarán en su propio suelo.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El pasaje del profeta que hemos escuchado es precedido (vv 1-5) por una severa advertencia a los pastores de Israel que no solo descuidaron las ovejas del rebaño del Señor, sino que incluso las han “empujado” y hasta “dispersado”. A través de la voz del profeta, el Señor, después de haber lanzado una severa advertencia a estos pastores que traicionando al rebaño le han traicionado también a él, asegura que él mismo vendrá a reunir a sus ovejas y las llevará al pasto del que han sido alejadas. Por eso Jeremías anuncia: “Vienen días en que suscitaré a David un Germen justo”. Acercándonos a la Navidad este anuncio encuentra su plena realización. Los días de que habla el profeta Jeremías son estos días. Es en este tiempo cuando el Señor da al mundo un “germen” que reinará con autoridad sobre la tierra e instaurará la justicia y el derecho. El Hijo mismo de Dios es enviado a la tierra. Se presenta como un Niño, verdaderamente un “Germen” que no se impone por su fuerza exterior ni por sus cualidades de poder humano. Es más, se presenta como un niño débil que ni siquiera nace en una casa como todos. Nace fuera de lo habitado, en una cueva, depuesto sobre un pesebre, como el Evangelio de Mateo nos recuerda en este día (1, 18-24). La fuerza de este retoño radica por completo en el amor sin límites que lo ha empujado a descender del cielo y que lo empujará en todos lados por las calles y las plazas de su tiempo para anunciar el adviento del Reino. Y el lugar desde donde el Señor reina no está en los palacios de quien se siente poderoso ni en las restringidas residencias de quien no piensa más que en sí mismo. El Señor ha escogido reinar desde los corazones de los hombres, desde nuestros corazones. Por esto la Navidad vuelve y regresa cada año. Lo necesitamos, a la vista de nuestro olvido y nuestra cerrazón. Cada año la liturgia nos conduce para que volvamos a abrir las puertas de nuestro corazón permitiendo así a ese Niño que renazca en nosotros. Un antiguo sabio cristiano decía: “Aunque Cristo naciera mil veces en Belén, si no lo hace en tu corazón, estarías perdido para siempre”. El Señor sigue llamando para entrar en nuestro corazón: su nacimiento lo renueva, lo dilata, lo fortalece en el amor, lo ilumina para ir a las periferias de este mundo. Desde un corazón renovado por la Navidad renace una nueva tierra, una nueva historia, una nueva justicia y una paz más duradera.


18/12/2014
Memoria de la Iglesia


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri