Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Génesis 6,5-8; 7,1-5.10

Viendo Yahveh que la maldad del hombre cundía en la tierra, y que todos los pensamientos que ideaba su corazón eran puro mal de continuo, le pesó a Yahveh de haber hecho al hombre en la tierra, y se indignó en su corazón. Y dijo Yahveh: "Voy a exterminar de sobre la haz del suelo al hombre que he creado, - desde el hombre hasta los ganados, las sierpes, y hasta las aves del cielo - porque me pesa haberlos hecho." Pero Noé halló gracia a los ojos de Yahveh. Yahveh dijo a Noé: "Entra en el arca tú y toda tu casa, porque tú eres el único justo que he visto en esta generación. De todos los animales puros tomarás para ti siete parejas, el macho con su hembra, y de todos los animales que no son puros, una pareja, el macho con su hembra. (Asimismo de las aves del cielo, siete parejas, machos y hembras) para que sobreviva la casta sobre la haz de toda la tierra. Porque dentro de siete días haré llover sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, y exterminaré de sobre la haz del suelo todos los seres que hice." Y Noé ejecutó todo lo que le había mandado Yahveh. A la semana, las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Los autores bíblicos tienen clara conciencia de que el mal no es obra de Dios sino del hombre. En efecto, es en lo profundo del corazón humano donde anidan los sentimientos de odio, venganza y orgullo. Se ve claramente ya en los primeros capítulos del Génesis cómo la historia humana está marcada por la violencia que enfrenta a unos contra otros. Todos los ámbitos de la existencia quedan envenenados por la maldad de los hombres, hasta el punto de que Dios «se arrepintió de haber creado al hombre en la tierra. Y profundamente afligido...». El corazón del mismo Creador se desgarra por la difusión de la violencia entre los hombres y los pueblos. La violencia hace imposible la convivencia, y empuja a la propia creación a volver al caos primordial. El diluvio es esto: no un castigo de Dios sino la consecuencia de la violencia humana, que hace que todo retorne al caos, a como era el mundo antes de la creación. Se trata obviamente de una imagen, que sin embargo transmite un mensaje fuerte y actual como nunca. Pensemos en las guerras y sus consecuencias; en la violencia infligida sobre la propia creación y a la naturaleza humana, y en lo que de ellas se deriva; pensemos en las destrucciones, la contaminación, el abuso sobre la vida de los pequeños y los ancianos. Esta página de la Escritura señala alguno de los rasgos de la situación actual del mundo, en que la violencia parece haberse convertido en norma de vida: se confía más en la ley de la fuerza que en el encuentro y el diálogo para resolver los conflictos y encontrar el camino de la paz. Los creyentes, como Noé, están llamados a caminar con Dios y a escucharle para vencer el mal y alejar la violencia destructora. Todo discípulo, toda pequeña comunidad cristiana está llamada a ser como un arca en medio del mar tempestuoso del mundo, para ofrecer refugio y salvación a muchos, especialmente los pobres y los débiles, que piden consolación y paz. Es la tarea de los creyentes, y más aún de los cristianos: ofrecer reparo frente a la violencia, salvación del caos de la enemistad y la destrucción. En el arca se reconstituye esa unidad para la que Dios creó al hombre y a la mujer, esa unidad del género humano de la que la Iglesia es instrumento y sacramento, como dice el Concilio Vaticano II en la Lumen Gentium. Si queremos que la vida sea serena para todos no tenemos otra opción que comprometernos en la reconstrucción de esta unidad por la que Jesús mismo rezó antes de ser entregado a la muerte (cf. Jn 17).


17/02/2015
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri