Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Tobías 2,9-14

Aquella misma noche, después de bañarme, salí al patio y me recosté contra la tapia, con el rostro cubierto a causa del calor. Ignoraba yo que arriba, en el muro, hubiera gorriones; me cayó excremento caliente sobre los ojos y me salieron manchas blancas. Fui a los médicos, para que me curasen; pero cuantos más remedios me aplicaban, menos veía a causa de las manchas, hasta que me quedé completamente ciego. Cuatro años estuve sin ver. Todos mis hermanos estaban afligidos; Ajikar, por su parte, proveyó a mi sustento durante dos años, hasta que se trasladó a Elimaida. En aquellas circunstancias, mi mujer Ana, tuvo que trabajar a sueldo en labores femeninas; hilaba lana y hacía tejidos que entregaba a sus señores, cobrando un sueldo; el siete del mes de Dystros acabó un tejido y se lo entregó a los dueños, que le dieron todo su jornal y le añadieron un cabrito para una comida. Cuando entró ella en casa, el cabrito empezó a balar; yo, entonces, llamé a mi mujer y le dije: «¿De dónde ha salido ese cabrito? ¿Es que ha sido robado? Devuélvelo a sus dueños, porque no podemos comer cosa robada.» Ella me dijo: «Es un regalo que me han añadido a mi sueldo.» Pero yo no la creí; ordené que lo devolviera a los dueños y me irrité contra ella por este asunto. Entonces ella me replicó: «¿Dónde están tus limosnas y tus buenas obras? ¡Ahora se ve todo bien claro!»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Es la tercera desgracia que sufre Tobit (vv. 9-10), tras haber perdido los bienes y tras sentir la tristeza de la fiesta de Pentecostés. A causa de los excrementos de los pájaros, que le cayeron en los ojos desde el nido bajo el que se había dormido, queda ciego en poco tiempo. Los tratamientos de los médicos no sirvieron. Como sucede en el libro de Job (Jb 2,9), también en este caso se destacan las reacciones negativas de la esposa, de cuyo trabajo depende Tobit. Y él, afectado por aquella desgracia, muestra todos sus límites reaccionando de manera excesiva ante el cabrito que su esposa había conseguido para la Pascua. Y también es excesiva la reacción de su esposa, que manifiesta su poca religiosidad: "¿Dónde están tus limosnas y tus buenas obras? Mira que ahora se ve claro todo lo que pasa contigo". De ese modo su esposa se sitúa en una línea similar a la de los amigos de Job: ¿de qué han servido las buenas obras que ha hecho, puesto que parece que recibe lo contrario como recompensa? ¿Acaso Tobit, al igual que Job, no ha cometido seguramente alguna ofensa grave? Surgen muchas más preguntas. Tobit busca la comprensión de su esposa, pero no la recibe. En realidad, en las páginas siguientes las relaciones entre Tobit y Ana son mucho más positivas. Pero en este momento la soledad de Tobit es pronunciada. Se encuentra solo ante Dios. Pero incluso en una situación dolorosa el creyente puede encontrar un nuevo impulso y confiar su vida a las manos de Dios. Así, Tobit, en aquel escenario de dolor encuentra la fuerza para elevar su súplica a Dios.


02/06/2015
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri