Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Segunda Corintios 3,4-11

Esta es la confianza que tenemos delante de Dios por Cristo. No que por nosotros mismos seamos capaces de atribuirnos cosa alguna, como propia nuestra, sino que nuestra capacidad viene de Dios, el cual nos capacitó para ser ministros de una nueva Alianza, no de la letra, sino del Espíritu. Pues la letra mata mas el Espíritu da vida. Que si el ministerio de la muerte, grabado con letras sobre tablas de piedra, resultó glorioso hasta el punto de no poder los hijos de Israel fijar su vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, aunque pasajera, ¡cuánto más glorioso no será el ministerio del Espíritu! Efectivamente, si el ministerio de la condenación fue glorioso, con mucha más razón lo será el ministerio de la justicia. Pues en este aspecto, no era gloria aquella glorificación en comparación de esta gloria sobreeminente. Porque si aquello, que era pasajero, fue glorioso, ¡cuánto más glorioso será lo permanente!

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Nunca como en esta epístola Pablo se ve obligado a hablar de él mismo. No lo hace por protagonismo, sino para que la comunidad de Corinto permanezca unida al Evangelio. Y añade que es "conocida y leída por todos los hombres" (v. 2). Podríamos decir que la misma vida de la comunidad es el anuncio más claro y fuerte del Evangelio. En eso se basa lo que decía Gregorio Magno: “La Sagrada Escritura crece con quien la lee”. La “verdadera" Escritura, la “carta de Cristo”, es la comunidad viviente. En ella se ve la fuerza de la Palabra escrita por el Espíritu en el corazón de los oyentes a través de la predicación del apóstol. El vínculo entre la predicación y el corazón del que escucha proviene de la capacidad del que anuncia el Evangelio y del Espíritu presente en su corazón. Pablo ya lo había escrito en su primera carta a la comunidad: “Y me presenté ante vosotros débil, tímido y tembloroso. Y mi palabra y mi predicación no se apoyaban en persuasivos discursos de sabiduría, sino en la demostración del Espíritu y de su poder” (2,3-4). En las palabras del apóstol emerge el amor apasionado con el que comunicó la Palabra de Dios para que llegara al corazón. Por eso se esforzó y a eso dedicó su vida. Reivindica la paternidad sobre la comunidad para que no se distraiga del fundamento del Evangelio. El pasaje termina con una relectura de la revelación que Dios hizo a Moisés en el Sinaí. Pablo compara la revelación de la ley, que se produjo sobre tablas de piedra, con la revelación del Evangelio. Esta última, sin embargo, que viene del Espíritu, es mucho más profunda que la primera porque no está esculpida sobre piedras sino en el corazón. Y añade: “La letra mata mas el Espíritu da vida” (v. 6). El espíritu de Jesús quita todo velo a una religiosidad ritual para mostrar que la esencia eterna del Evangelio es el amor.


10/06/2015
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri