Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Baruc 1,15-22

Diréis: Al Señor Dios nuestro la justicia, a nosotros, en cambio, la confusión del rostro, como sucede en este día; a los hombres de Judá y a los habitantes de Jerusalén, a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros sacerdotes, a nuestros profetas y a nuestros padres. Porque hemos pecado ante el Señor, le hemos desobedecido y no hemos escuchado la voz del Señor Dios nuestro siguiendo las órdenes que el Señor nos había puesto delante. Desde el día en que el Señor sacó a nuestros padres del país de Egipto hasta el día de hoy hemos sido indóciles al Señor Dios nuestro y prestos en desoír su voz. Por esto se nos han pegado los males y la maldición con que el Señor conminó a su siervo Moisés el día que sacó a nuestros padres del país de Egipto para darnos una tierra que mana leche y miel, como sucede en este día. Nosotros no hemos escuchado la voz del Señor Dios nuestro de acuerdo con todas las palabras de los profetas que nos ha enviado, sino que hemos sido, cada uno de nosotros según el capricho de su perverso corazón, a servir a dioses extraños, a hacer lo malo a los ojos del Señor Dios nuestro.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El autor de este pequeño libro, atribuido a Baruc, que era compañero y secretario de Jeremías, pertenecía probablemente a un grupo de hombres espirituales devotos de la Ley, los basidíes. Estos mantenían la esperanza en una intervención salvadora de Dios en la historia. Su arma preferida era la oración confiada. Sentían con profundidad su relación con todo el pueblo de Israel y consideraban la triste situación que vivía el pueblo como una consecuencia de los pecados de las generaciones anteriores. Saben que son una minoría, pero son conscientes de que representan a todo el pueblo ante Dios. No se consideran una élite lejana y distante. Por eso llevan a cabo una especie de examen de conciencia recordando las grandes obras que Dios ha hecho en favor del pueblo de Israel. Parece que el profeta quiera hacer un examen de conciencia colectivo recordando las culpas del pueblo que ha desobedecido las órdenes del Señor. La situación de tristeza que vive el pueblo es consecuencia de su desobediencia a Dios y a su ley: " Desde el día en que el Señor sacó a nuestros padres de Egipto hasta hoy hemos sido rebeldes al Señor, nuestro Dios, y ligeros para no escuchar su voz" (v. 19). El profeta indica claramente dónde está la raíz de los males que sufre Israel. Y sus palabras, evidentemente, quieren hacer ver al pueblo el pecado que ha cometido para que se convierta nuevamente al Señor. Y no es difícil, parece que diga el profeta: la confesión de las culpas va acompañada de un amor increíble por parte de Dios, de la predilección con la que ama a su pueblo. Las palabras del profeta quieren hacer que el pueblo de Israel se conmueva ante tanto amor y cambie su vida. No solo no debe sentirse fascinado por los pueblos vecinos –un sentimiento que en realidad siempre tienta a Israel–, sino que es invitado a dejarse atraer una vez más por el extraordinario amor de su Dios. Por eso recordar su amor, escuchando continuamente las Santas Escrituras que lo explican, preserva del olvido y de la atracción falsa de los pueblos vecinos. Y sobre todo hace que el Señor intervenga como ha hecho siempre.


02/10/2015
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri