Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Joel 4,12-21

¡Despiértense y suban las naciones
al Valle de Josafat!
Que allí me sentaré yo para juzgar
a todas las naciones circundantes. Meted la hoz,
porque la mies está madura;
venid, pisad,
que el lagar está lleno,
y las cavas rebosan,
tan grande es su maldad." ¡Multitudes y multitudes
en el Valle de la Decisión!
Porque está cerca el Día de Yahveh,
en el Valle de la Decisión. El sol y la luna se oscurecen,
las estrellas retraen su fulgor. Ruge Yahveh desde Sión,
desde Jerusalén da su voz:
¡el cielo y la tierra se estremecen!
Mas Yahveh será un refugio para su pueblo,
una fortaleza para los hijos de Israel. Sabréis entonces que yo soy Yahveh vuestro Dios,
que habito en Sión, mi monte santo.
Santa será Jerusalén,
y los extranjeros no pasarán más por ella. Sucederá aquel día
que los montes destilarán vino
y las colinas fluirán leche;
por todas las torrenteras de Judá
fluirán las aguas;
y una fuente manará de la Casa de Yahveh
que regará el valle de las Acacias. Egipto quedará hecho una desolación,
Edom un desierto desolado,
por su violencia contra los hijos de Judá,
por haber derramado sangre inocente en su tierra. Pero Judá será habitada para siempre,
y Jerusalén de edad en edad. Yo vengaré su sangre, no la dejaré impune,
y Yahveh morará en Sión.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El profeta anuncia la inminencia del día del Señor: "Está cerca el día del Señor" (v. 14). Las palabras de Joel parecen opuestas a las que pronuncia Isaías. Este había anunciado que al final de los tiempos habría un gran cambio en la tierra. Y afirmó: "Forjarán de sus espadas azadones, y de sus lanzas podaderas. Un pueblo no levantará más la espada contra otro pueblo, no ejercerán más el arte de la guerra" (Is 2,4). Joel, en cambio, parece invitar a la guerra: “Meted la hoz, porque la mies está madura" (v. 13). Con estas palabras el profeta quiere hablar del tiempo de la decisión, del momento del juicio último. Pero en realidad este tiempo ya ha llegado, es nuestro tiempo. Por eso no podemos vivir la fe de manera automática, como si todo estuviera bien y pudiéramos estar tranquilos. La fe en el Señor de la Biblia, especialmente la fe cristiana, también es decisión, lucha contra el maligno, guerra contra el demonio que es espíritu de división, pero sobre todo es esperar la llegada definitiva del Señor. Jesús dijo: "Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan". Estas palabras son son, evidentemente, una invitación a la violencia, sino a tener en cuenta que ser cristiano comporta un sufrimiento y una lucha, sobre todo contra uno mismo. El enfrentamiento decisivo entre el espíritu de Jesús y el espíritu del demonio se produce en el corazón de cada uno de nosotros. Los discípulos de Jesús ya no pueden aplazar más la decisión de seguir o no el Evangelio. Es decir, ya no podemos aplazar más la decisión de seguir a Jesús. Hemos llegado al final de los tiempos. Y es urgente decidir si vamos a gastar nuestra vida por el Señor.


10/10/2015
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri