Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Romanos 16,3-9.16.22-27

Saludad a Prisca y Aquila, colaboradores míos en Cristo Jesús. Ellos expusieron sus cabezas para salvarme. Y no soy solo en agradecérselo, sino también todas las Iglesias de la gentilidad; saludad también a la Iglesia que se reúne en su casa. Saludad a mi querido Epéneto, primicias del Asia para Cristo. Saludad a María, que se ha afanado mucho por vosotros. Saludad a Andrónico y Junia, mis parientes y compañeros de prisión, ilustres entre los apóstoles, que llegaron a Cristo antes que yo. Saludad a Ampliato, mi amado en el Señor. Saludad a Urbano, colaborador nuestro en Cristo; y a mi querido Estaquio. Saludaos los unos a los otros con el beso santo. Todas las Iglesias de Cristo os saludan. Os saludo en el Señor yo, Tercio, que he escrito esta carta. Os saluda Gayo, huésped mío y de toda la Iglesia. Os saluda Erasto, cuestor de la ciudad, y Cuarto, nuestro hermano. A Aquel que puede consolidaros
conforme al Evangelio mío y la predicación de
Jesucristo:
revelación de un Misterio
mantenido en secreto durante siglos eternos, pero manifestado al presente,
por la Escrituras que lo predicen,
por disposición del Dios eterno,
dado a conocer a todos los gentiles para obediencia de
la fe, a Dios, el único sabio,
por Jesucristo,
¡a él la gloria por los siglos de los siglos! Amén.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este capítulo, que parece una serie de textos desiguales yuxtapuestos, en realidad manifiesta aquella comunión concreta que Pablo resaltó en la última parte de la Epístola. La larga lista de nombres indica el alto número de amigos que tenía Pablo. Aunque no estaba en Roma, conocía a muchos miembros de aquella comunidad. Sabemos que conoció a Áquila y Prisca en Corinto, tras el edicto de Claudio (que decretó la expulsión de Roma de los judíos o de parte de ellos), que evidentemente ya no estaba en vigor cuando escribió la Epístola. No sabemos en qué circunstancias conoció el apóstol a las otras personas, pero el hecho de citarlas hace que aquella comunidad que él no fundó pero a la que se siente unido por vínculos concretos de comunión le aprecie más. Vemos aquí la importancia de la fraternidad en la vida de la Iglesia y de la variedad de maneras con las que se traban las amistades. La historia de la fraternidad cristiana nunca es una historia de masas anónimas. En la Iglesia, la comunión está siempre arraigada en el encuentro personal entre los discípulos, en las relaciones entre persona y persona. Cada uno tiene un nombre y una historia y todos son amados y cuidados personalmente. Este es el desafío que las comunidades cristianas de este tiempo deben aceptar para vencer el anonimato con el que la sociedad parece condenar a todos. Eso explica la recomendación del apóstol para los que provocan escándalos: hay que advertirles. Asimismo, no hay que descuidar a quienes son débiles: hay que ayudarles. El vínculo con el Evangelio hace que la comunidad sea fuerte y capaz de "aplastar" al príncipe del mal y de comprender el "misterio" del amor que fue revelado.


07/11/2015
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
12
Lunes 12 de diciembre
Memoria de los pobres
DIC
13
Martes 13 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
14
Miércoles 14 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
15
Jueves 15 de diciembre
Memoria de la Iglesia
DIC
16
Viernes 16 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
17
Sábado 17 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
18
Domingo 18 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri