Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Daniel 2,31-45

Tú, oh rey, has tenido esta visión: una estatua, una enorme estatua, de extraordinario brillo, de aspecto terrible, se levantaba ante ti. La cabeza de esta estatua era de oro puro, su pecho y sus brazos de plata, su vientre y sus lomos de bronce, sus piernas de hierro, sus pies parte de hierro y parte de arcilla. Tú estabas mirando, cuando de pronto una piedra se desprendió, sin intervención de mano alguna, vino a dar a la estatua en sus pies de hierro y arcilla, y los pulverizó. Entonces quedó pulverizado todo a la vez: hierro, arcilla, bronce, plata y oro; quedaron como el tamo de la era en verano, y el viento se lo llevó sin dejar rastro. Y la piedra que había golpeado la estatua se convirtió en un gran monte que llenó toda la tierra. Tal fue el sueño: ahora diremos ante el rey su interpretación. Tú, oh rey, rey de reyes, a quien el Dios del cielo ha dado reino, fuerza, poder y gloria - los hijos de los hombres, las bestias del campo, los pájaros del cielo, dondequiera que habiten, los ha dejado en tus manos y te ha hecho soberano de ellos -, tú eres la cabeza de oro. Después de ti surgirá otro reino, inferior a ti, y luego un tercer reino, de bronce, que dominará la tierra entera. Y habrá un cuarto reino, duro como el hierro, como el hierro que todo lo pulveriza y machaca: como el hierro qué aplasta, así él pulverizará y aplastará a todos los otros. Y lo que has visto, los pies y los dedos, parte de arcilla de alfarero y parte de hierro, es un reino que estará dividido; tendrá la solidez del hierro, según has visto el hierro mezclado con la masa de arcilla. Los dedos de los pies, parte de hierro y parte de arcilla, es que el reino será en parte fuerte y en parte frágil. Y lo que has visto: el hierro mezclado con la masa de arcilla, es que se mezclarán ellos entre sí por simiente humana, pero no se aglutinarán el uno al otro, de la misma manera que el hierro no se mezcla con la arcilla. En tiempo de estos reyes, el Dios del cielo hará surgir un reino que jamás será destruido, y este reino no pasará a otro pueblo. Pulverizará y aniquilará a todos estos reinos, y él subsistirá eternamente: tal como has visto desprenderse del monte, sin intervención de mano humana, la piedra que redujo a polvo el hierro, el bronce, la arcilla, la plata y el oro. El Dios grande ha dado a conocer al rey lo que ha de suceder. Tal es verdaderamente el sueño, y su interpretación digna de confianza."

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El segundo capítulo de Daniel nos describe el sueño del rey babilonio Nabucodonosor. En Daniel sueño y visión manifiestan el secreto de la historia, que solo se puede comprender a través del Señor. Ya en la historia de José en Egipto (Gn 37-41) el sueño se había convertido en la manera a través de la cual Dios revelaba al sabio fiel suyo el sentido de la historia, que es difícil de comprender sin ser fiel al Señor, sin ser familiares suyos. También en el Evangelio de Mateo el sueño será el camino a través del cual Dios revelará a José lo que le va a pasar a Jesús. El rey Nabucodonosor sueña en una estatua enorme hecha de varios materiales: oro, plata, bronce, hierro y piedra. Estos materiales representan los distintos imperios que se suceden desde los siglos VII a IV antes de Cristo: babilonios, medas, persas y griegos. Solo el hombre de Dios, el sabio que acoge su palabra, puede explicar el sueño del rey, pues la sabiduría viene de Dios. Su palabra ayuda a discernir los signos de los tiempos, ayuda a entrar en la historia y ayuda a comprenderla. En Babilonia ninguno de los sabios fue capaz de entender aquel sueño. Existe un Dios que es "el señor de los reyes y el revelador de los misterios", le dice Daniel al rey. Aquel que confía en el Señor puede comprender la evolución de la historia y puede también mirar al futuro. La Palabra de Dios, misteriosamente comunicada a su pueblo y acogida con fe, da la capacidad de mirar más allá del presente. Esa misma palabra despierta la misericordia en Daniel, que logró salvar a los sabios de Babilonia de las manos de Arioc, que quería matarlos. También nosotros bendecimos al Señor porque no nos deja en manos de los poderes oscuros del mundo, sino que nos da su palabra, que nos ayuda a entender el presente y el futuro y, con la fe, a no vivir en el miedo.


24/11/2015
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri