Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

1Samuel 1,1-8

Hubo un hombre de Ramatáyim, sufita de la montaña de Efraím, que se llamaba Elcaná, hijo de Yeroján, hijo de Elihú, hijo de Toju, hijo de Suf, efraimita. Tenía dos mujeres: una se llamaba Ana y la otra Peninná; Peninná tenía hijos, pero Ana no los tenía. Este hombre subía de año en año desde su ciudad para adorar y ofrecer sacrificios a Yahveh Sebaot en Silo, donde estaban Jofní y Pinjás, los dos hijos de Elí, sacerdotes de Yahveh. El día en que Elcaná sacrificaba, daba sendas porciones a su mujer Peninná y a cada uno de sus hijos e hijas, pero a Ana le daba solamente una porción, pues aunque era su preferida, Yahveh había cerrado su seno. Su rival la zahería y vejaba de continuo, porque Yahveh la había hecho estéril. Así sucedía año tras año; cuando subían al templo de Yahveh la mortificaba. Ana lloraba de continuo y no quería comer. Elcaná su marido le decía: "Ana, ¿por qué lloras y no comes? ¿Por qué estás triste? ¿Es que no soy para ti mejor que diez hijos?"

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

En las primeras cuatro semanas del tiempo ordinario de los años pares, la Liturgia eucarística propone la lectura de parte del primer y del segundo libro de Samuel. Al final del libro de los Jueces, Israel es una comunidad degradada desde el punto de vista religioso (caps.17-18) y presa de un caos moral (caps.19-21), sin ni siquiera tener la capacidad, o mejor dicho la voluntad, de salir de esta situación. Y ocupa un pequeño territorio de pocos kilómetros cuadrados en cuyo centro está Siló con el arca de la alianza. Rodeado de pueblos organizados monárquicamente, Israel pide un rey que lo proteja, lo defienda, lo reúna y lo libre. Todo el libro de Samuel está orientado a la llegada de un rey, David, que asentará establemente el reino extendiéndolo desde Egipto hasta el Eúfrates. La historia de la realeza de David sobre Israel inicia sin embargo con el relato de una mujer estéril y amargada de nombre Ana (1,2). El pasaje de Israel de las dificultades al bienestar no comienza con una grandiosa teoría ni tampoco en un espléndido palacio, sino con una mujer sin hijos y sin futuro. En efecto, la espera de Israel (que culminará en David) comienza con la espera de esta mujer estéril y desesperada. El autor quiere subrayar que el reino y el futuro de Israel depende por completo de Dios. La familia de Elcaná, que incluso tenía un gran pasado como se intuye por la genealogía, sin embargo está destinada a no tener ningún futuro. Incluso parece que la esterilidad de la mujer es obra del Señor. En definitiva, la situación no tiene vía de salida. Ana, además, debe añadir a la esterilidad los insultos de la rival, Peniná, segunda mujer de Elcaná. Esta, en el contexto de la comida del sacrificio en el santuario, probablemente le hacía notar que a ella el marido le asignaba muchas porciones (se hacía en relación a los hijos), mientras que a Ana sólo se le daba una. A pesar del amor del marido, Ana está terriblemente deprimida y desesperada, hasta perder incluso el apetito. Comprende que sólo el Señor puede ayudarla.


11/01/2016
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri