Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor,
mis ovejas escuchan mi voz
y devendrán
un solo rebaño y un solo redil.

Aleluya, aleluya, aleluya.

1Reyes 2,1-4.10-12

Cuando se acercaron los días de la muerte de David, dio órdenes a su hijo Salomón: Yo me voy por el camino de todos. Ten valor y sé hombre. Guarda las observancias de Yahveh tu Dios, yendo por su camino, observando sus preceptos, sus órdenes, sus sentencias y sus instrucciones, según está escrito en la ley de Moisés, para que tengas éxito en cuanto hagas y emprendas. Para que Yahveh cumpla la promesa que me hizo diciendo: "Si tus hijos guardan su camino para andar en mi presencia con fidelidad, con todo su corazón y toda su alma, ninguno de los tuyos será arrancado de sobre el trono de Israel." David se acostó con sus padres y le sepultaron en la Ciudad de David. David reinó sobre Israel cuarenta años; reinó en Hebrón siete años; reinó en Jerusalén 33 años. Salomón se sentó en el trono de David su padre y el reino se afianzó sólidamente en su mano.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El primer libro de los Reyes se abre con la narración de la sucesión de David a Salomón. El autor subraya sin embargo la dificultad de este proceso. El orgullo de los hombres, en este caso de Adonías y sus cómplices, hacen prevalecer los intereses individuales y de grupo, y de ese modo se ponen como alternativa no tanto a David como al Señor, verdadero "pastor" de Israel. David, que había subido al trono con treinta años, gobierna desde hace ya cuarenta años. Ha envejecido, y también está cansado y mal de salud. Su debilidad hace "jactarse" –como señala el autor sacro- a Adonías, quien tras la muerte de los hermanos Amnón y Absalón es el primogénito. Piensa por tanto que está en su derecho de aspirar a ocupar el trono en lugar de David. Su plan, que por otro lado parece bastante razonable, prevé una cuidadosa estrategia de alianzas. Pero lo cierto es que Adonías no sólo no comprende que el verdadero guía de Israel es el Señor, sino que ni siquiera trata de conocer su voluntad. Por el contrario, él confía sólo en sus fuerzas, su estrategia, sus capacidades personales, para acceder al puesto de guía del reino que cree suyo de pleno derecho. De sus pensamientos está lejos el amor por el pueblo, y aún más la convicción de que deba confiarse al Señor para ser su servidor. Se guía únicamente por la ambición. El miedo a este golpe de estado empuja al profeta Natán, que conoce bien el corazón de Dios, a intervenir para bloquear a Adonías. Por otra parte, sabe también que Dios elige a los pequeños y los últimos para llevar a cabo sus obras. Estaba junto a David cuando nació Salomón (2 S 12, 24-25), y recuerda que David había hecho un juramento solemne a favor de Salomón. Convence también a Betsabé de acudir junto a David para intervenir a favor de Salomón. Después de esa intervención David se expresa claramente y señala a Salomón como su sucesor. Ordena por tanto que le den su mula y sea conducido hasta el manantial de Guijón, donde será consagrado rey por los sacerdotes. La unción con el aceite, el anuncio de la consagración mediante el toque de trompeta, y la aclamación del pueblo, sancionan la subida al trono de Salomón. Una vez más el Señor, a través de la palabra del profeta, guía la historia de Israel, eligiendo no al heredero legítimo sino al último, el más pequeño. Es una constante en la historia de la revelación bíblica, y muestra que es el Señor quien continúa guiando a su pueblo.


04/02/2016
Memoria de la Iglesia


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri