Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Oseas 6,1-6

Venid, volvamos a Yahveh,
pues él ha desgarrado y él nos curará,
él ha herido y él nos vendará. Dentro de dos días nos dará la vida,
al tercer día nos hará resurgir
y en su presencia viviremos. Conozcamos, corramos al conocimiento de Yahveh:
cierta como la aurora es su salida;
vendrá a nosotros como la lluvia temprana,
como la lluvia tardía que riega la tierra." ¿Qué he de hacer contigo, Efraím?
¿Qué he de hacer contigo, Judá?
¡Vuestro amor es como nube mañanera,
como rocío matinal, que pasa! Por eso les he hecho trizas por los profetas,
los he matado por las palabras de mi boca,
y mi juicio surgirá como la luz. Porque yo quiero amor, no sacrificio,
conocimiento de Dios, más que holocaustos.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Ayer escuchamos la exhortación del profeta a Israel para que retornase al Señor. Hoy vemos la decisión de Israel de emprender el camino del retorno: "Venid, volvamos al Señor, pues él ha desgarrado, pero nos curará, él ha herido, pero nos vendará" (v. 1). El camino de conversión y de retorno al Señor no nace de nosotros, del deseo de una perfección personal. En la decisión de volver está ya la conciencia de que es el Señor el que nos salva, nos cura, nos sostiene. Su juicio es de perdón, no de condena. Esta certeza acompaña a quien se arrepiente del pecado. El profeta parece indicar a continuación la necesidad de un itinerario. El perdón y la propia curación no son un hecho automático, requiere una progresión, un camino hecho de conciencia, examen, decisiones a tomar, costumbres a abandonar. Podríamos decir que es el tiempo de la Cuaresma. El texto habla de dos días de espera, y de un tercero en el que levantarse y emprender un nuevo camino. En la tradición espiritual de la Iglesia podemos encontrar muchas indicaciones en este sentido. La conversión no es un hecho instantáneo sino, precisamente, un itinerario que se articula a lo largo de los días, aunque es bueno sentir la urgencia de cambiar y de seguir los caminos del Señor. El profeta hace decir: "Corramos tras el conocimiento del Señor: su salida es cierta como la aurora; vendrá a nosotros como la lluvia temprana, como la lluvia tardía que riega la tierra" (v. 3). Esto significa que no podemos entretenernos, ni perder tiempo, ni tampoco posponer: éste es el tiempo oportuno. Porque la aurora no se atrasa ni la primavera espera. Es urgente cambiar el corazón porque el Evangelio debe ser anunciado, porque los pobres esperan, y el mundo necesita una palabra de esperanza. Por tanto no importa ser perfectos, importa el ser misioneros, sentir el ansia de cambio para uno mismo y para el mundo. En ese sentido la conversión personal tiene una dimensión comunitaria y social ineludible. Uno no se convierte simplemente para asegurarse su propia salvación, nos convertimos al Señor para caminar con él por los caminos del mundo predicando el Evangelio y curando toda enfermedad y dolencia. Esto es lo quiere el Señor, y hace todo lo posible para que lo entendamos. De ahí su pregunta: "¿Qué voy a hacer contigo, Efraín? ¿Qué voy a hacer contigo, Judá?" (v. 6).


05/03/2016
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri