Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Cristo ha resucitado de entre los muertos y no muere más!
El nos espera en Galilea!

Aleluya, aleluya, aleluya.

Hechos de los Apóstoles 4,13-21

Viendo la valentía de Pedro y Juan, y sabiendo que eran hombres sin instrucción ni cultura, estaban maravillados. Reconocían, por una parte, que habían estado con Jesús; y al mismo tiempo veían de pie, junto a ellos, al hombre que había sido curado; de modo que no podían replicar. Les mandaron salir fuera del Sanedrín y deliberaban entre ellos. Decían: «¿Qué haremos con estos hombres? Es evidente para todos los habitantes de Jerusalén, que ellos han realizado una señal manifiesta, y no podemos negarlo. Pero a fin de que esto no se divulgue más entre el pueblo, amenacémosles para que no hablen ya más a nadie en este nombre.» Les llamaron y les mandaron que de ninguna manera hablasen o enseñasen en el nombre de Jesús. Mas Pedro y Juan les contestaron: «Juzgad si es justo delante de Dios obedeceros a vosotros más que a Dios. No podemos nosotros dejar de hablar de lo que hemos visto y oído.» Ellos, después de haberles amenazado de nuevo, les soltaron, no hallando manera de castigarles, a causa del pueblo, porque todos glorificaban a Dios por lo que había occurrido,

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Cristo ha resucitado de entre los muertos y no muere más!
El nos espera en Galilea!

Aleluya, aleluya, aleluya.

La lectura de los Hechos continúa la narración del interrogatorio de Pedro y Juan ante los ancianos y los escribas tras la curación del tullido. El autor de los Hechos escribe que los ancianos y los escribas quedaron sorprendidos por la "sinceridad" con la que los dos discípulos de Jesús respondían a sus peticiones, también debido a su baja condición social, "hombres sin instrucción ni cultura". Por lo demás, eran galileos, pescadores. Los Hechos señalan la fuerza de las palabras de los dos discípulos que fueron acompañadas con la presencia junto a ellos del tullido curado. Era evidente la novedad de todo lo que había sucedido: que se encontraran delante de aquellos jueces era fuerza de las palabras evangélicas que habían obrado milagros. De aquí su estupor por todo lo que había sucedido y también su temor por la posible reacción negativa de la gente en caso de condena. Por tanto, intentaron atemorizarles con amenazas. Esta vez no se encuentran ante el Pedro de la traición en la casa del sumo sacerdote ni ante los discípulos de la fuga frente a la captura del Maestro. El Evangelio había cambiado profundamente también a Pedro y a Juan. Estos se habían hecho fuertes en sus corazones tras el descenso del Espíritu. Aquella "lengua como de fuego" que se había posado sobre sus cabezas en el cenáculo, ahora les volvía capaces de comunicar aquel fuego que quema y que cambia. Fortalecido por el don del Espíritu, Pedro responde a los miembros del Sanedrín: "Juzgad si es justo delante de Dios obedeceros a vosotros más que a Dios. No podemos nosotros dejar de hablar de lo que hemos visto y oído". No es una respuesta arrogante ni enojada, y en cualquier caso es también muy hábil. Podríamos decir que es un ejemplo extraordinario de cómo comunicar y defender el Evangelio. Toda generación cristiana debe hacerlo propio. Pedro y Juan saben bien que ya no pueden quedarse callados: ya no tienen miedo. El silencio habría significado distanciamiento del Evangelio. Quien tiene el Evangelio en el corazón no puede dejar de comunicarlo, incluso con el precio de su vida., pero debe hacerlo también de modo eficaz y respetuoso. El cristianismo es obra de atracción más que de convencimiento.


02/04/2016
Oración de Pascua


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri