Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Hechos de los Apóstoles 5,34-42

Entonces un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, con prestigio ante todo el pueblo, se levantó en el Sanedrín. Mandó que se hiciera salir un momento a aquellos hombres, y les dijo: «Israelitas, mirad bien lo que vais a hacer con estos hombres. Porque hace algún tiempo se levantó Teudas, que pretendía ser alguien y que reunió a su alrededor unos cuatrocientos hombres; fue muerto y todos los que le seguían se disgregaron y quedaron en nada. Después de éste, en los días del empadronamiento, se levantó Judas el Galileo, que arrastró al pueblo en pos de sí; también éste pereció y todos los que le habían seguido se dispersaron. Os digo, pues, ahora: desentendeos de estos hombres y dejadlos. Porque si esta idea o esta obra es de los hombres, se destruirá; pero si es de Dios, no conseguiréis destruirles. No sea que os encontréis luchando contra Dios.» Y aceptaron su parecer. Entonces llamaron a los apóstoles; y, después de haberles azotado, les intimaron que no hablasen en nombre de Jesús. Y les dejaron libres. Ellos marcharon de la presencia del Sanedrín contentos por haber sido considerados dignos de sufrir ultrajes por el Nombre. Y no cesaban de enseñar y de anunciar la Buena Nueva de Cristo Jesús cada día en el Templo y por las casas.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Los apóstoles están ante el Sanedrín, acusados porque siguen predicando el nombre de Jesús. La respuesta de los apóstoles ha irritado hasta tal punto a los miembros del Sanedrín que les ha llevado a querer darles muerte. Gamaliel, un fariseo de buenos sentimientos y apreciado por todos, se da cuenta de la injusticia que se está perpetrando contra los apóstoles y, en plena sesión, se levanta y toma la palabra para defenderles. Se podría pensar que había participado en las vicisitudes del Sanedrín cuando este de todas las formas intentaba acusar a Jesús y hacerle callar; y no es difícil pensar que fuera también amigo de Nicodemo y de José de Arimatea. Su discurso es sabio y lleno de sabiduría religiosa: llama a los presentes a considerar que es Dios quien guía los acontecimientos de la historia y no es oportuno ponerse en contra de Él. A Gamaliel no le mueve ni la astucia ni el cálculo, y mucho menos la envidia, que en cambio se había insinuado en los pensamientos de la mayoría de los miembros del Sanedrín. Él es un creyente judío que siente la responsabilidad de ayudar a sus compañeros y por tanto de intentar salvar a aquel grupo de seguidores de Jesús. A los miembros del Sanedrín les dirige un discurso muy lineal: si la obra de estos no viene de Dios, pronto acabará, pero si viene de Dios vosotros, al oponeros a ellos, os arriesgáis a enfrentaros a Dios mismo. El Sanedrín, afectado por la sabiduría de las palabras de Gamaliel, aceptó su consejo y dejó libres a los apóstoles, pero después de azotarles y ordenarles que ya no hablaran de Jesús. En verdad, parece suceder todo lo que ya Pilato había hecho con Jesús cuando dijo: "Así que le daré un escarmiento y le soltaré" (Lc 23, 16). En realidad no podían hacer callar y tener solo para ellos mismos el Evangelio del amor de Jesús, al contrario, salieron alegres al haber podido sufrir al menos un poco lo que había sufrido Jesús. Lucas, con una nota final que cierra esta narración, subrayando que los apóstoles siguieron, cada día, anunciando que Jesús era el salvador en el templo y en las casas.; y veían que la gente necesitada recibía su anuncio con alegría. Verdaderamente su predicación era una buena noticia que confortaba y daba esperanza a quienes se dirigía.


08/04/2016
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri