Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

En la Basílica de Santa María in Trastevere se reza por los enfermos.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jeremías 28,1-17

Aconteció en aquel mismo año - al principio del reinado de Sedecías, rey de Judá, en el año cuarto, en el mes quinto - que se dirigió a mí el profeta Jananías, hijo de Azzur, que era de Gabaón, en la Casa de Yahveh, a vista de los sacerdotes y de todo el pueblo diciendo: Así dice Yahveh Sebaot, el Dios de Israel: He quebrado el yugo del rey de Babilonia. Dentro de dos años completos yo hago devolver a este lugar todos los objetos de la Casa de Yahveh que el rey de Babilonia, Nabucodonosor, tomó de este lugar y llevó a Babilonia; y a Jeconías, hijo de Yoyaquim, rey de Judá, y a todos los deportados de Judá que han ido a Babilonia, yo les hago volver a este lugar - oráculo de Yahveh - en cuanto rompa el yugo del rey de Babilonia." Dijo el profeta Jeremías al profeta Jananías, a vista de los sacerdotes y de todo el pueblo, que estaban parados en la Casa de Yahveh; dijo, pues, el profeta Jeremías: "¡Amen! Así haga Yahveh. Confirme Yahveh las palabras que has profetizado, devolviendo de Babilonia a este lugar los objetos de la Casa de Yahveh, y a todos los deportados. Pero, oye ahora esta palabra que pronunció a oídos tuyos y de todo el pueblo: Profetas hubo antes de mí y de ti desde siempre, que profetizaron a muchos países y a grandes reinos la guerra, el mal y la peste. Si un profeta profetiza la paz, cuando se cumpla la palabra del profeta, se reconocerá que le había enviado Yahveh de verdad." Entonces tomó el profeta Jananías el yugo de sobre la cerviz del profeta Jeremías y lo rompió; y habló Jananías delante de todo el pueblo: "Así dice Yahveh: Así romperé el yugo de Nabucodonosor, rey de Babilonia, dentro de dos años completos, de sobre la cerviz de todas las naciones." Y se fue el profeta Jeremías por su camino. Entonces fue dirigida la palabra de Yahveh a Jeremías en estos términos, después que el profeta Jananías hubo roto el yugo de sobre la cerviz del profeta Jeremías: Ve y dices a Jananías: Así dice Yahveh: Yugo de palo has roto, pero tú lo reemplazarás por yugo de hierro. Porque así dice Yahveh Sebaot, el Dios de Israel: Yugo de hierro he puesto sobre la cerviz de todas estas naciones, para que sirvan a Nabucodonosor, rey de Babilonia, y le servirán (y también los animales del campo le he dado...)." Dijo también el profeta Jeremías al profeta Jananías: "Oye, Jananías: No te envió Yahveh, y tú has hecho confiar a este pueblo en cosa falsa. Por eso, así dice Yahveh: He aquí que yo te arrojo de sobre la haz del suelo. Este año morirás (porque rebelión has predicado contra Yahveh)." Y murió el profeta Jananías aquel mismo año, en el mes séptimo.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ananías, miembro de la familia de los profetas del Templo, se enfrenta a Jeremías. Él, a diferencia de Jeremías que parece ser el profeta de desventuras y de desastres, quiere presentarse como el profeta de tiempos mejores, de situaciones agradables, de perspectivas optimistas. Por eso Ananías rompió el yugo del cuello del profeta Jeremías y dijo al pueblo: "Esto dice Yahvé: Así romperé el yugo de Nabucodonosor, rey de Babilonia, dentro de dos años completos, y lo arrancaré de la cerviz de todas las naciones". El texto añade: «Y se fue el profeta Jeremías por su camino». Jeremías recorre el camino del Señor, aunque borra las pocas esperanzas que todavía quedaban. Jeremías anuncia la deportación de Judá porque ese es el designio de Dios. Ananías, siguiendo sus propios cálculos, y queriendo complacer al rey y al pueblo, promete la victoria sobre el rey de Babilonia. Las palabras tranquilizantes de Ananías reciben un aplauso, mientras que Jeremías es blanco de las críticas hasta el punto de que algunos querían que muriera. La historia demostrará lo contrario. Ninguna historia, ni la colectiva ni la personal, pertenece a «adivinos, soñadores o augures» (Jr 27,9). Sin duda es necesario soñar la paz, proponerla como el futuro para todos, pero la paz se hace realidad con el trabajo concreto y continuo de aquellos que la buscan y que gastan su vida para materializarla. La paz necesita constructores de paz, no de palabras. Y la paz empieza en lo más profundo de un corazón pacificado. Entonces se puede anunciar y materializar. Jeremías le contesta a Ananías diciendo: «Si un profeta profetiza la paz, cuando se cumpla la palabra del profeta, se reconocerá que le había enviado el Señor de verdad» (v. 9). Y la palabra del profeta se hará realidad cuando sea fruto de la bendición del Señor, de una oración perseverante y penetrante en la que mucha gente invoque el don de la paz, necesario y esperado sobre todo por los pobres. Ananías predicó la «rebelión» contra el Señor (v. 16) y no la paz. La guerra contra el rey de Babilonia que quería empezar tal vez respondía a planes estratégicos humanos pero no respondía sin duda alguna a la inspiración del Señor. Guía a los que predican la mentira y arrastran a los demás por ese camino. Por el contrario, quien sigue a Jeremías por el camino de escuchar y de convertir el corazón se coloca en el camino de la paz y de la salvación.


01/08/2016
Oración por los enfermos


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri