Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Yo soy el buen pastor,
mis ovejas escuchan mi voz
y devendrán
un solo rebaño y un solo redil.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Apocalipsis 5,1-10

Vi también en la mano derecha del que está sentado en el trono un libro, escrito por el anverso y el reverso, sellado con siete sellos. Y vi a un Ángel poderoso que proclamaba con fuerte voz: «¿Quién es digno de abrir el libro y soltar sus sellos?» Pero nadie era capaz, ni en el cielo ni en la tierra ni bajo tierra, de abrir el libro ni de leerlo. Y yo lloraba mucho porque no se había encontrado a nadie digno de abrir el libro ni de leerlo. Pero uno de los Ancianos me dice: «No llores; mira, ha triunfado el León de la tribu de Judá, el Retoño de David; él podrá abrir el libro y sus siete sellos.» Entonces vi, de pie, en medio del trono y de los cuatro Vivientes y de los Ancianos, un Cordero, como degollado; tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios, enviados a toda la tierra. Y se acercó y tomó el libro de la mano derecha del que está sentado en el trono. Cuando lo tomó, los cuatro Vivientes y los veinticuatro Ancianos se postraron delante del Cordero. Tenía cada uno una cítara y copas de oro llenas de perfumes, que son las oraciones de los santos. Y cantan un cántico nuevo diciendo: «Eres digno de tomar el libro y abrir sus sellos
porque fuiste degollado
y compraste para Dios con tu sangre
hombres de toda raza, lengua, pueblo y nación; y has hecho de ellos para nuestro Dios
un Reino de Sacerdotes, y reinan sobre la
tierra.»

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.

Aleluya, aleluya, aleluya.

En la gran sala del trono celestial, Aquel que está sentado en el trono tiene en su mano derecha un libro en forma de rollo. Es el mismo Dios que tiene en su mano el libro (biblion), es decir, su Palabra dirigida a los hombres. El rollo está escrito interiormente, como es normal, y exteriormente, y es un hecho extraordinario. Eso nos indica que la Palabra de Dios, la única Palabra, no tiene un solo sentido. Podríamos decir que además del sentido literal, tiene otro sentido espiritual, más profundo. Este último es un sentido oculto a los ojos normales y solo se puede leer a la luz del Espíritu, es decir, en un clima de oración y de escucha, o dicho de otro modo, con la ayuda del Espíritu Santo. Sin la oración las Sagradas Escrituras son solo un libro "sellado con siete sellos". Es como decir que sin el Espíritu de Dios que abre los ojos de nuestra mente, aquel "rollo" no es más que una palabra sellada, incomprensible en su riqueza. Si escuchamos la Palabra en el Espíritu Santo nos revelará el sentido más profundo de las palabras que escuchamos porque podremos ligarlas a nuestra vida, a la situación en la que vivimos. En definitiva, aquella palabra se convierte en una luz para nuestros días. Por eso Juan, frente a la imposibilidad de leer la Palabra –nadie abre el rollo– es presa de la desesperación y llora amargamente. Es el llanto de aquel que pierde la luz, de aquel que no encuentra la fuente de inspiración para su vida. Viene a la memoria el llanto desconsolado de María frente al sepulcro vacío por la pérdida de su Señor, el único que la había entendido y liberado. Viendo la frialdad que a menudo tenemos hacia la Palabra de Dios y viendo que olvidamos a Jesús vivo, María, que llora sola la pérdida de Jesús muerto, y Juan, que llora por la ausencia de la Palabra de Dios, indican cuál es la actitud que debe tener todo discípulo ante el Señor. Si nos conmovemos aunque sea solo un poco al oír aquellas palabras, Jesús mismo, el "Retoño de David", viene una vez más para "abrir el libro y sus siete sellos", para enseñarnos como hacía con los discípulos. Jesús prometió a los apóstoles su espíritu que les conduciría a la "verdad entera". El espíritu es quien abre.


17/11/2016
Memoria de la Iglesia


Agenda de la semana
DIC
4
Domingo 4 de diciembre
Liturgia del domingo
DIC
5
Lunes 5 de diciembre
Oración por los enfermos
DIC
6
Martes 6 de diciembre
Memoria de la Madre del Señor
DIC
7
Miércoles 7 de diciembre
Memoria de los santos y de los profetas
DIC
8
Jueves 8 de diciembre
Fiesta de la Inmaculada
DIC
9
Viernes 9 de diciembre
Memoria de Jesús crucificado
DIC
10
Sábado 10 de diciembre
Vigilia del domingo
DIC
11
Domingo 11 de diciembre
Liturgia del domingo

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri