Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - amistad ...s pobres - amigos en la calle - personas sin techo - la soled...loquecer cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La soledad hace enloquecer


 
versión para imprimir

La soledad hace enloquecer

La soledad, condición común a todas las personas sin domicilio fijo, se asume como una realidad que hay que sufrir y a la que no todos se acostumbran.

Esto no quiere decir que los que tienen parientes cercanos deseen recuperar la relación con ellos: este es un aspecto muy delicado al que no se puede responder mecánicamente: a veces son más dolorosos los intentos de reconciliación fracasados que los recuerdos y las nostalgias con los que al final uno se acostumbra a convivir.

¿Cómo viven las personas sin techo la experiencia de la calle? ¿Qué consecuencias tiene el hecho de vivir sin raíces, al día, arreglándoselas con poco? 

Algunos tienen problemas psíquicos. Nos podemos preguntar si en cierta manera la calle es fuente de problemas psíquicos o si a ella se ven empujadas precisamente las personas que ya viven en el límite de la normalidad. En cualquier caso, la presencia en la calle de personas con problemas psíquicos es, sin lugar a dudas, expresión del malestar generalizado de la vida en las grandes ciudades, que las estructuras y los servicios sanitarios no siempre son capaces de afrontar. 

Es cierto que la condición de los sin-techo se encuadra muchas veces en situaciones humanas ya frágiles. La incertidumbre del futuro, la soledad y el aislamiento, la vergüenza, las difíciles condiciones de vida, son pruebas que muchos no resisten. Algunas formas de psicosis u obsesiones que se observan en las personas sin casa son fruto precisamente de la vida que llevan. Más allá del recorrido de la enfermedad y de su motivación, las formas en que se manifiesta muestran, en efecto, características comunes.

¡Cuánto enemigos!

La vida en la calle es una lucha cotidiana por la supervivencia. En esta lucha hace falta aprender a defenderse. Los enemigos son muchos: golfos y gamberros de paso, las otras personas sin casa, la policía, el personal de limpieza de la estación, pero también el frío, la lluvia, la enfermedad, los días de fiesta en los que todo está cerrado: hace falta encontrar las armas necesarias para defenderse y estar siempre alerta: un error, una ingenuidad se pagan duramente.

En la mente de algunos la dificultad de defenderse, el miedo, aumentan los enemigos reales que invaden los pensamientos hasta el punto de que estos adversarios se materializan en cualquier sitio y en cualquier persona: algunos ven tras cada rincón un peligro y en cada transeúnte un posible agresor. Alrededor de ellos se levanta un muro que les hace inasequibles. A veces esquivos, incapaces de responder a cualquier pregunta o de aceptar ayuda, otras veces agresivos. Es una prisión de la que es difícil salir.

¿Manías de persecución o peligros reales? En cualquier caso, y es lo que más cuenta, la "manía" es de todos modos un problema concreto, tangible, que causa sufrimiento y que obliga a hacer elecciones.

Hay quién por ejemplo no acepta comida de otros ni frecuenta comedores para los pobres por miedo a ser envenenado, o quién sólo se sienta con los hombros contra la pared por miedo a ser atacado, o quién se cierra en un mutismo obstinado por miedo a tener que discutir. Excesos de defensa pero no locuras irrazonables: la exasperación y el terror de revivir experiencias negativas o dolorosas explican estas actitudes.

Sin hablar nunca

No es raro encontrar a mujeres y hombres que hablan solos; a veces con un interlocutor imaginario que para ellos está realmente presente. Pensemos en qué quiere decir transcurrir días enteros sin hablar con nadie: hace falta inventarlo. Con este "él" imaginario, en efecto, por fin es posible discutir de cosas que parecen no interesar a nadie o bien desahogarse de tantos daños sufridos.

Si uno se para a hablar con ellos descubre que lo que necesitan es precisamente un interlocutor verdadero: alguien que pregunte, que conteste, que tenga una voz verdadera; entonces emerge un gran deseo de expresarse no siempre igual a la capacidad de hacerse entender, de unir recuerdos y situaciones de manera consecuente: pero si uno está atento y escucha e intenta entrar en diálogo, discursos aparentemente insensatos adquieren "milagrosamente" una lógica.

A veces parece que las historias no tengan una colocación temporal o mejor dicho, parece que el tiempo se haya parado en un momento de su vida. Para otros, en cambio, hablar se convierte, por falta de costumbre, en una fatiga o en cualquier caso en una experiencia tan fuerte que sólo consiguen decir algunas pocas palabras.

Gritar para ser escuchados

Algunos sólo saben hablar gritando: no siempre gritan contra alguien; a veces sólo se trata de un tono de voz más alto de lo normal o un modo de expresarse inicialmente agresivo: es a la vez el deseo de atraer la atención y una forma de defensa contra un mundo hostil. Todo esto hace crecer su aislamiento como un círculo vicioso. Pero a menudo detrás de aquellos gritos se esconden personas asustadas, víctimas del miedo de los demás, del mundo, de la soledad. En muchos casos pararse a hablar con ellos ayuda a descubrir una capacidad de entrar en diálogo que parecía imposible: cesan los gritos o bien el tono de voz se vuelve normal.

Muchas cosas le faltan a quien vive en la calle en el terreno de las relaciones sociales, lo que tiene consecuencias: la misma estabilidad humana, en efecto, está conectada íntimamente a la estabilidad del afecto, de un techo, de costumbres y puntos de referencia. La ausencia de todas estas cosas, que es la condición normal de quien vive en la calle, engendra actitudes "extrañas". Cualquier extravagancia tiene a menudo una historia llena de sufrimiento.

MEDIAGALLERY

Amigos en la calle


 LEA TAMBIÉN
• NOTICIAS
6 Diciembre 2016
GINEBRA, SUIZA

Sant'Egidio es nombrada Observadora permanente del Consejo de la Organización Internacional de las Migraciones

IT | ES | DE | FR | PT
8 Noviembre 2016
DOUALA, CAMERÚN

En la cárcel de Duala, con el paso de la Puerta Santa, se ha producido el «milagro de la solidaridad»

IT | ES | DE | FR | PT
7 Noviembre 2016

Donde se responde a la violencia con el perdón, allí también el amor que derrota toda forma de mal puede conquistar el corazón de quien se ha equivocado.

IT | EN | ES | DE | FR | PT
1 Noviembre 2016
BARCELONA, ESPAÑA

Un puente para integrar: Nuevo curso de la escuela de cultura e idiomas

IT | ES
30 Septiembre 2016
BLANTYRE, MALAWI

En Blantyre (Malaui), conferencia sobre el papel público de los jóvenes por la paz, el diálogo y el desarrollo

IT | EN | ES | FR | ID
9 Septiembre 2016
DOUALA, CAMERÚN

El papa Francisco, a los presos de Douala: 'Es hermosa, su Puerta Santa: el material es humilde pero la iniciativa es noble'

IT | ES | DE | FR
todas las noticias
• PRENSA
7 Diciembre 2016
Il Secolo XIX

Spettro povertà, l'aiuto riparta dalle periferie

3 Diciembre 2016
Avvenire

Corridoi umanitari, quota 500 Arrivano da Homs e Aleppo

1 Diciembre 2016
Il Piccolo

«Chi chiede l'elemosina è vittima di pregiudizi»

24 Noviembre 2016
Radio Vaticana

Sant'Egidio presenta riforme per umanizzazione delle carceri

22 Noviembre 2016
Corriere della Sera

La casa di pace che accoglie tutti: l'utopia (possibile) di Sant'Egidio

22 Noviembre 2016
Giornale di Sicilia

«In difficoltà soprattutto gli anziani che per anni hanno aiutato figli e nipoti»

todos los comunicados de prensa
• EVENTOS
28 Noviembre 2016 | ROMA, ITALIA

Oggi si parla di carcere: trasmissione da Regina Coeli su Rai News 24 con Gianfranco Ravasi, Mario Marazziti e altri.

17 Noviembre 2016 | ROMA, ITALIA

Caregiver: consegna dei diplomi del corso promosso da ASL Roma1 e Sant'Egidio

Todas las reuniones de oración por la paz
• DOCUMENTOS

La Comunità di Sant'Egidio e i poveri in Liguria - report 2015

Corso di Alta Formazione professionale per Mediatori europei per l’intercultura e la coesione sociale

Sintesi, Rapporti, Numeri e dati sulle persone senza dimora a Roma nel 2015

Le persone senza dimora a Roma

La povertà in Italia

Alcune storie raccolte al telefono della Comunità di Sant’Egidio - 2014

todos los documentos
• LIBROS

Trialoog





Lannoo Uitgeverij N.V

Dopo la paura, la speranza





San Paolo
todos los libros

FOTOS

1155 visitas

1127 visitas

1099 visitas

1168 visitas
todos los medios de comunicación afines

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri