Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - amistad ...s pobres - los más jóvenes - apadrinamientos - bogor (i...istancia cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

Bogor (Indonesia) – Un congreso con los jóvenes que han crecido con el programa de Adopciones a Distancia


 
versión para imprimir

Bogor (Indonesia) – Un congreso con los jóvenes que han crecido con el programa de Adopciones a Distancia
31 de octubre de 2011

Nadie es tan pobre como para no poder ayudar a otro..

Esta certeza se ha convertido en el hilo conductor que reunió en un encuentro muy especial a los jóvenes que han crecido con el programa de adopción a distancia de la Comunidad de Sant'Egidio.
 
El encuentro se celebró los días 22 y 23 de octubre de 2011 en la Escuela Franciscana de Bogor, en Java Occidental, Indonesia. Participaron 38 jóvenes provenientes de toda Indonesia: Yogyakarta, Semarang, Bandung, Jakarta, Padang, Medán y Banda Aceh. Fue la primera ocasión que permitió que los jóvenes se conocieran y se reunieran como una única familia en la Comunidad de Sant’Egidio.
 
Pero la alegría y el estupor no fueron solo sentimientos de los jóvenes. Tras 8 años de gestión del programa de adopciones a distancia en Indonesia, empezamos a ver crecer a estos niños. Algunos de ellos van a la universidad, otros trabajan. Para todos, lo más importante es tener finalmente un camino por recorrer, saber qué hacer con su futuro. Esta idea nueva fue uno de los puntos clave del encuentro.
 
"Ahora nosotros somos los arquitectos de nuestras posibilidades. Todos tenemos la posibilidad de crecer. Nunca de resignarnos. En la familia de Sant'Egidio nadie quedará nunca en el olvido".
 
Estas son algunas de las palabras de sus discursos.
 
Cada uno es importante y juntos podemos luchar por un futuro más justo para los numerosos jóvenes que todavía no pueden acceder a él. El deseo de todos se convirtió en una cita para el encuentro del próximo año.
 

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri