Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

Riccardi Andrea: revista de prensa

change language
usted está en: home - noticias cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  
26 Abril 2010

Nápoles: La Comunidad de Sant’Egidio manifiesta su dolor por la muerte de dos personas de nacionalidad polaca a causa del derrumbe de un edificio en mal estado

 
versión para imprimir

El sábado 24 de abril por la mañana, poco después de las 8, se derrumbó el techo de un edificio de via Gianturco, nº 50, en la periferia oriental de Nápoles, un edificio en mal estado, como otros de la zona, donde vivían algunos ciudadanos polacos sin domicilio fijo.

Dos personas, que pudieron escapar sin sufrir daños, dieron la señal de alarma y llamaron a los servicios de emergencia. Taddeus, herido, fue transportado al hospital, mientras que no se pudo hacer nada por Aleksandra.

Faltaba una quinta persona: las excavadoras, los bomberos y los perros continuaron buscando sin parar hasta la mañana siguiente, domingo 25, cuando encontraron el cuerpo de Ceslav, polaco, de 50 años.

Algunos supervivientes relataron que mientras se producía el derrumbe, Aleksandra estaba escuchando Radio María y rezaba con el rosario. Se trataba de personas que vivían en condiciones de extrema pobreza a causa de la pérdida o de la precariedad del trabajo y de la salud, como muchos otros; pero a pesar de ello no habían perdido la dignidad y la humildad.

La Comunidad de Sant’Egidio va cada semana, desde hace casi diez años, por aquellas calles, para encontrarse con los amigos de la calle  llevarles cena, ropa, mantas, pero sobre todo para pararse y hablar para devolverles su dignidad y para rehacer los hilos de una integración posible, aunque difícil a causa de los numerosos obstáculos y los pocos derechos.

Tras la proclamación de duelo de la ciudad por parte del alcalde, en espera de celebrar los funerales de Aleksandra y Ceslav, la Comunidad de Sant’Egidio manifiesta el dolor ante la pérdida de dos amigos queridos y compañeros de calle y desea que haya solidaridad y acogida para todos por parte de la ciudad entera frente a una pobreza cada vez mayor.


 LEA TAMBIÉN
• NOTICIAS
15 Noviembre 2016
MILÁN, ITALIA

El Jubileo de los pobres de Milán: "He visto que en la iglesia hay sitio para nosotros".

IT | ES | DE | FR
12 Noviembre 2016
CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO

El jubileo de la misericordia con los sintecho de Ciudad de México

IT | ES
11 Noviembre 2016

Se abre hoy el Jubileo de los marginados: los pobres celebran el Año de la Misericordia con el papa Francisco

IT | ES | FR
5 Noviembre 2016
PRAGA, REPÚBLICA CHECA

En Praga recuerdan a los amigos muertos en la calle

IT | ES | DE | HU
1 Noviembre 2016
BARCELONA, ESPAÑA

Un puente para integrar: Nuevo curso de la escuela de cultura e idiomas

IT | ES
18 Octubre 2016
LIMA DISTRITO, PERÚ

El Jubileo de la Misericordia con los ancianos y los sintecho de Lima

IT | ES
todas las noticias
• PRENSA
3 Diciembre 2016
Avvenire

Corridoi umanitari, quota 500 Arrivano da Homs e Aleppo

29 Noviembre 2016
Il Messaggero

Piano freddo in ritardo, l'allarme dei volontari: «Nessuna convocazione»

22 Noviembre 2016
Corriere della Sera

La casa di pace che accoglie tutti: l'utopia (possibile) di Sant'Egidio

20 Noviembre 2016
Vatican Insider

Alla scuola dei poveri della strada

13 Noviembre 2016
Avvenire - Ed. Milano

I clochard alla Porta Santa «Nessuno è buono da solo»

12 Noviembre 2016
La Repubblica delle Donne

Com'è difficile contare i senza tetto a New York

todos los comunicados de prensa
• EVENTOS
17 Noviembre 2016 | ROMA, ITALIA

Caregiver: consegna dei diplomi del corso promosso da ASL Roma1 e Sant'Egidio

Todas las reuniones de oración por la paz
• DOCUMENTOS

La GUÍA "DÓNDE comer, dormir, lavarse" 2016

todos los documentos
• LIBROS

Al filo de Holocausto





Ediciones Invisibles

Trialoog





Lannoo Uitgeverij N.V
todos los libros

FOTOS

1192 visitas

1155 visitas

1126 visitas

1098 visitas
todos los medios de comunicación afines

Per Natale, regala il Natale! Aiutaci a preparare un vero pranzo in famiglia per i nostri amici più poveri