Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

Riccardi Andrea: revista de prensa

change language
usted está en: home - noticias cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  
8 Agosto 2012

Comunicado de prensa

Ejecutan a Marvin Wilson, discapacitado mental, en Texas. Un doble horror que ayuda a entender que la pena capital es siempre un horror.

Habría bastado que el Estado respetara la ley…

 
versión para imprimir

Marvin Wilson, un discapacitado mental de 53 años, ayer dejó de vivir, porque recibió una dosis única de pentobarbital. Fue la segunda persona en Texas que recibe una sola inyección letal en lugar de tres. También el último ejecutado, Yokamon Yearn, en julio, tenía problemas mentales. Tenía daños asociados al alcoholismo de su madre en fase fetal, pero el problema no había sido tratado de manera importante durante las fases del proceso.

Marvin Wilson tenía problemas para contar y no se sabía atar los zapatos. Tenía un cociente intelectual de 61. Texas puso en discusión que la prueba de inteligencia fuera exacta y por eso ignoró la sentencia del Tribunal Constitucional de 2002 que prohibía la ejecución de "mentally retarded".

Todo el caso estaba lleno de “agujeros”. Nunca estuvo claro que hubiera participado realmente en el asesinato de un informador de la policía y camello de droga por el que otro imputado fue condenado a cadena perpetua acusando años atrás a Marvin Wilson como autor material. Marvin Williams, obviamente, no había sabido defenderse. Fue una ejecución como muchas otras, pero fue distinta, porque iba contra un discapacitado mental y porque era realmente contraria a la ley, aunque es una ley que atribuye a cada estado norteamericano la posibilidad de decidir “cuándo” una persona tiene retraso mental y cuándo no, cuándo puede ser considerado responsable y cuándo no.

Una vez más la pena de muerte, en EEUU y en el resto del mundo, depende de la geografía y no de los delitos o de la necesidad de defender a la sociedad eficazmente.

La ejecución de Marvin Wilson es un horror que se suma al horror habitual de la pena de muerte y de toda ejecución. Enseña aún con más claridad su inutilidad, su violencia, la irracionalidad, la desproporción de la venganza cometida por el Estado a sangre fría y la eventual culpa del pasado, el horror de la pena extrema contra quien no tienen ni siquiera plena conciencia de las cosas normales de la vida de cada día.

La Comunidad de Sant’Egidio une su voz a la de las víctimas, de quien fue ejecutado hace años, y a la de los parientes de Marvin Wilson, a la de todos los activistas por los derechos humanos en Texas y a la de todos aquellos que en el mundo han trabajado para intentar parar, con nosotros, la máquina de la muerte también en este caso. Nos duele especialmente por la semejanza con el caso de John Paul Penry, también en Texas. Retrasado mental, había recibido varias veces una fecha de ejecución y en 1999 la máquina de la muerte se había parado tras la última comida, doble hamburguesa de queso y patatas fritas. La Comunidad de Sant’Egidio había creado una movilización mundial para reabrir el caso de Penry. El Estado de Texas intentó condenarlo nuevamente tres veces después de que dos veces el Tribunal Supremo de Estados Unidos anulara la sentencia. Para evitar una tortura que había durado treinta años al final se cerró el caso con una decisión pactada. Penry está vivo. Wilson fue asesinado, contra el sentido común, contra la ley, aunque había rendijas legales para ejecutarlo “legalmente”. La inyección letal se sigue practicando incluso después de la iniciativa de la Comunidad de Sant'Egidio, de Hands off Cain, del Gobierno italiano, de Reprieve, que aumentó las dificultades porque hizo que no se encontrara uno de los fármacos que se necesitan para la ejecución. Los Estados Unidos están al nivel más bajo de ejecuciones desde hace más de una década. También en Texas el ritmo de las ejecuciones y de las condenas se ha reducido. Pero una sola ejecución es ya demasiado. Humilla a toda una sociedad y crea nuevas víctimas. El horror de la ejecución de Marvin Wilson nos lo recuerda de manera aún más explícita. Hay que poner punto final a la pena de muerte, que debe convertirse en parte del pasado como la esclavitud y la tortura. Cada ejecución es inhumana, y aumenta el nivel de violencia de una sociedad. La lucha continúa. También en Texas.

 


 LEA TAMBIÉN
• NOTICIAS
30 Noviembre 2016

El 30 de noviembre EN DIRECTO desde el Coliseo la campaña mundial de Ciudades por la vida en contra de la pena de muerte

IT | EN | ES | DE | FR | PT | CA | ID
30 Noviembre 2016
ROMA, ITALIA

El Coliseo se prende de luces para decir nunca más a la pena de muerte en el mundo

IT | ES | FR | PT
25 Noviembre 2016

30 de noviembre: Ciudades por la Vida contra la Pena de Muerte

IT | EN | ES | FR | PT | CA | ID
21 Noviembre 2016

El 30 de noviembre más de 2000 ciudades encienden la esperanza de un mundo sin pena de muerte. En Roma el acto se celebrará en el Coloseo

IT | EN | ES | DE | PT | CA
18 Octubre 2016
JAPÓN

Hoy en la Dieta de Tokyo se celebra un congreso sobre la pena de muerte: algo se mueve en Japón

IT | ES | DE | PT
10 Octubre 2016

10 de octubre, Día Mundial contra la pena de muerte. Las iniciativas de Sant'Egidio, desde Japón hasta las cárceles italianas

IT | ES | DE | FR
todas las noticias
• PRENSA
1 Diciembre 2016
Avvenire

Città illuminate contro il buio delle esecuzioni

1 Diciembre 2016
Gazzetta di Parma

«Ho chiesto la grazia per l'assassino di mia figlia»

1 Diciembre 2016
Roma sette

Anche Roma tra le “Cities for life”, contro la pena capitale

1 Diciembre 2016
Notizie Italia News

30 novembre, Giornata Mondiale delle Città per la Vita, contro la Pena di Morte

30 Noviembre 2016
Radio Vaticana

Pena di morte, Sant’Egidio: oggi oltre 2.100 città del mondo si mobilitano per “Cities for Life 2016”

30 Noviembre 2016
Avvenire

Sant'Egidio. Duemila città si illuminano contro la pena di morte

todos los comunicados de prensa
• EVENTOS
3 Diciembre 2016 | OSTIA, ITALIA

La Forza degli anni. Mostra degli artisti con disabilità dei Laboratori d'Arte della Comunità di Sant'Egidio

Todas las reuniones de oración por la paz
• DOCUMENTOS

Mario Marazziti: rifiutare la logica della pena di morte per non cedere alla trappola del terrore

Statement by Minister J. Kamara on the death penalty in Sierra Leone

Vice President Mnangagwa: Zimbabwe's steps toward the abolition of the death penalty

Jean-Louis Ville: Europe is against the death penalty.

Cambodian Minister of Justice, Ang Vong Vathana: Cambodia as a model of Asian country without the death penalty

Rajapakshe, Minister of Justice: Sri Lanka to protect the right to life, against the death penalty

todos los documentos
• LIBROS

Keerpunt





Lannoo Uitgeverij N.V
todos los libros

FOTOS

605 visitas

609 visitas

646 visitas

583 visitas

675 visitas
todos los medios de comunicación afines