Las actividades de solidaridad de la Comunidad de Sant'Egidio se realizan gracias al trabajo de voluntarios y se financian a través de subscripciones, contribuciones o donaciones, ya sea públicas como privadas.

Todo el mundo puede contribuir
. He aquí cómo:


Cuenta corriente Postal/Bancaria


change language
usted está en: home - noticias cómo contactarnosnewsletterlink

Apoyo a la comunidad

 
1 Octubre 2013

Mensaje del Papa Francisco a los participantes del Encuentro Internacional por la Paz "La valentía de la esperanza"

Oración por la Paz, Peace Meeting Roma 2013, Las palabras del Papa Francis
 
versión para imprimir

Beatitudes,
Eminencias,
Ilustres representantes de las Iglesias, de las Comunidades eclesiales y de las grandes Religiones,

les doy las gracias de corazón por haber querido hacer esta visita. ¡Eso me alegra! Están viviendo intensos días de este Encuentro que reúne a personas de religiones diferentes y que tiene un título significativo y comprometedor: "La valentía de la esperanza". Doy las gracias al profesor Andrea Riccardi por las palabras de saludo que ha pronunciado en nombre de todos, y con él a la Comunidad de Sant'Egidio, por haber seguido tenazmente el camino trazado por el beato Juan Pablo II en el histórico encuentro de Asís: mantener encendida la lámpara de la esperanza, rezando y trabajando por la paz. Corría el año 1986, el mundo todavía estaba marcado por la división en bloques opuestos, y en aquel contexto el Papa invitó a los líderes religiosos a rezar por la paz: no unos contra otros, sino unos junto a otros. Aquello no podía y no debía quedarse en un acto aislado. Ustedes han continuado ese camino y han aumentado su proyección, porque han sumado al diálogo a significativas personalidades de todas las religiones y a exponentes no creyentes y humanistas. Precisamente estos días sentimos que el mundo necesita el "espíritu" que fue el alma de aquel histórico encuentro. ¿Por qué? Porque necesita enormemente la paz. ¡No! Nunca podemos resignarnos ante el dolor de enteros pueblos, rehenes de la guerra, de la miseria y de la explotación. No podemos asistir indiferentes e impotentes al drama de niños, familias y ancianos afectados por la violencia. No podemos dejar que el terrorismo se apodere del corazón de unos pocos violentos para sembrar el dolor y la muerte de muchos. De manera especial decimos con fuerza, todos, continuamente, que no puede haber justificación religiosa alguna de la violencia. No puede haber justificación religiosa alguna de la violencia, se manifieste como se manifieste. Como destacaba el papa Benedicto XVI hace dos años, en la 25 edición del encuentro de Asís, hay que eliminar toda forma de violencia de matriz religiosa, y al mismo tiempo hay que vigilar para que el mundo no
sea presa de aquella violencia que contiene todo proyecto de civilización que se basa en el "no" a Dios.

Como responsables de las distintas religiones podemos hacer mucho. La paz es responsabilidad de todos. ¡Rezar por la paz, trabajar por la paz! Un líder religioso es siempre un hombre o una mujer de paz, porque el mandamiento de la paz está grabado en lo más profundo de las tradiciones religiosas que representamos. Pero ¿qué podemos hacer? El encuentro que celebran cada años nos sugiere el camino: la valentía del diálogo. Esta valentía, este diálogo da esperanza. No tiene nada que ver con el optimismo; es otra cosa. ¡Esperanza! En el mundo, en las sociedades, hay poca paz porque, entre otras cosas, falta el diálogo, cuesta mucho salir del angosto horizonte de los intereses de cada uno para abrirse a un debate verdadero y sincero. Para la paz hace falta un diálogo tenaz, paciente, fuerte, inteligente, con el que no se pierde nada. El diálogo puede vencer la guerra. El diálogo permite que personas de diferentes generaciones, que a menudo se ignoran, vivan juntas; permite que ciudadanos de distinto origen étnico, de convicciones diferentes, vivan juntos. El diálogo es el camino de la paz. Porque el diálogo favorece el entendimiento, la armonía, la concordia y la paz. Por eso es fundamental que crezca, que se extienda entre la gente de toda condición y convicción como una red de paz que protege el mundo, y sobre todo protege a los más débiles.

Los líderes religiosos estamos llamados a ser verdaderos "dialogantes", a actuar para construir la paz no como intermediarios, sino como auténticos mediadores. Los intermediarios intentan aplicar descuentos a todas las partes para obtener un beneficio para ellos. El mediador, en cambio, es aquel que no se queda nada para él, sino que gasta generosamente, hasta consumirse, sabiendo que el único beneficio es el de la paz. Cada uno de nosotros está llamado a ser un artesano de la paz, uniendo y no dividiendo, apagando el odio y no manteniéndolo, abriendo los caminos de diálogo y no levantando nuevos muros. Dialogar, encontrarnos para instaurar en el mundo la cultura del diálogo, la cultura del encuentro.
La herencia del primer encuentro de Asís, alimentada año tras año también en vuestro camino, demuestra que el diálogo está íntimamente ligado a la oración de cada uno. Diálogo y oración crecen o mueren juntos. La relación del hombre con Dios es la escuela y el alimento del diálogo con los hombres. El papa Pablo VI hablaba del "origen transcendente del diálogo" y decía: "La religión es por naturaleza una relación entre Dios y el hombre. La oración expresa mediante el diálogo esta relación" (Enc. Ecclesiam suam, 72). Continuemos orando por la paz del mundo, por la paz en Siria, por la paz en Oriente Medio, por la paz en muchos países del mundo. Que esta valentía de paz dé la valentía de la esperanza al mundo, a todos aquellos que sufren por la guerra, a los jóvenes que miran con preocupación su futuro. Que Dios todopoderoso, que escucha nuestras oraciones, nos sostenga en este camino de paz. Y querría sugerir que ahora cada uno de nosotros, todos nosotros, ante Dios, en silencio, todos nosotros, nos deseemos mutuamente la paz. [Pausa de silencio]: ¡Gracias!!

NOTICIAS RELACIONADAS
18 Abril 2014
LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

Él es Dios y se hizo siervo, nuestro servidor


Esta es la herencia: también ustedes tienen que ser servidores los unos de los otros
IT | ES | DE | PT
3 Abril 2014
LAS PALABRAS DE PAPA FRANCISCO

La oración lleva tiempo, el que necesitamos para conocer mejor a Dios, como se hace con un amigo

IT | ES | PT
24 Marzo 2014
LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

La misión en el corazón del pueblo no es una parte de mi vida, o un adorno


es algo que yo no puedo arrancar de mi ser
IT | ES | FR | PT
22 Marzo 2014

Dolor por la muerte de Ignatius Zakka I Iwas, Patriarca de la Iglesia Siro-ortodoxa de Siria


Las palabras de Andrea Riccardi
IT | EN | ES | DE | FR | PT | ID
19 Marzo 2014
LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

Tenemos necesidad de apartarnos en un espacio de silencio, de subir a la montaña


para reencontrarnos con nosotros mismos y percibir mejor la voz del Señor. Esto lo hacemos en la oración.
IT | ES | DE | FR | PT
10 Marzo 2014
LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

El ayuno más difícil es el ayuno de la bondad, del que es capaz el Buen Samaritano, que se inclina sobre el hombre herido

IT | ES | DE | PT
todas las noticias relacionadas

ORACIÓN POR LA PAZ EN RELACIÓN
30 Septiembre 2013
Mesa redonda 1
30 Septiembre 2013
Mesa redonda 2
30 Septiembre 2013
Mesa redonda 3
Citas Internazioni todo de oración por la paz

AP
11 Noviembre 2013
Herder Korrespondenz

Religion und Frieden: Internationales Treffen der Gemeinschaft von Sant'Egidio
29 Octubre 2013
Roma sette

Preghiera e condivisione fondamenta della pace
13 Octubre 2013
SIR

Insieme scegliamo il coraggio della pace
6 Octubre 2013
La Vita del Popolo (Treviso)

La pace delle religioni
6 Octubre 2013
Avvenire

«Non usare la fede per la violenza». Un bilancio del XXVII Incontro internazionale per la pace
todo relacionado con la prensa

VIDEO FOTOS
1:48
Le courage de l'ésperance à Abidjan - Cote d'Ivoire
20:44
SpecialeTG1: IL CORAGGIO DELLA SPERANZA
12:19
La rivolta della speranza: Papa Francesco, Lampedusa e Sant'Egidio

993 visitas

954 visitas

982 visitas

1033 visitas

1126 visitas
todos los medios de comunicación afines