Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

Riccardi Andrea: revista de prensa

change language
usted está en: home - noticias cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  
15 Noviembre 2013

LAS PALABRAS DEL PAPA FRANCISCO

Las manos de Dios nos acarician en los momentos de dolor, nos consuelan

¡Es nuestro Padre el que nos acaricia! Nos quiere mucho

 
versión para imprimir

¡Es nuestro Padre el que nos acaricia! Nos quiere mucho. Y también en estas caricias, muchas veces, está el perdón. ¡Las manos de Dios son manos llagadas por amor! Y esto nos consuela mucho. Muchas veces, escuchamos decir a las personas que no saben en quien confiar: "¡Confíate en las manos de Dios! También nos curan de nuestras enfermedades espirituales. Pensemos en las manos de Jesús, cuando tocaba a los enfermos y los curaba… son las manos de Dios: ¡Nos curan!. Pensemos en las manos de Dios, que nos ha creado como un artesano, que nos ha dado la salud eterna. Son manos llagadas y nos acompañan en el camino de la vida. Confiémonos en las manos de Dios, como un niño se confía en las manos de su papá. ¡Esas son manos seguras!.


Homilía en Santa Marta, 13 de noviembre de 2013