Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Deuteronomio 6,4-13

Escucha, Israel: Yahveh nuestro Dios es el único Yahveh. Amarás a Yahveh tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. Queden en tu corazón estas palabras que yo te dicto hoy. Se la repetirás a tus hijos, les hablarás de ellas tanto si estás en casa como si vas de viaje, así acostado como levantado; las atarás a tu mano como una señal, y serán como una insignia entre tus ojos; las escribirás en las jambas de tu casa y en tus puertas. Cuando Yahveh tu Dios te haya introducido en la tierra que a tus padres Abraham, Isaac y Jacob juró que te daría: ciudades grandes y prósperas que tú no edificaste, casas llenas de toda clase de bienes, que tú no llenaste, cisternas excavadas que tú no excavaste, viñedos y olivares que tú no plantaste, cuando hayas comido y te hayas saciado, cuida de no olvidarte de Yahveh que te sacó del país de Egipto, de la casa de servidumbre. A Yahveh tu Dios temerás, a él le servirás, por su nombre jurarás.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Esta página de las Escrituras es una de las más sagradas para el pueblo de Israel. El mismo Jesús la citará en respuesta a la pregunta sobre cuál es el primero de los mandamientos. El texto reproduce la primera redacción de la "Shemá", la antigua oración que todo judío todavía recita hoy día. Esta invitación resume toda la teología del libro del Deuteronomio. El creyente está llamado ante todo a escuchar: ese es el inicio de su fe y el corazón de toda su vida. Luego se le invita a amar: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas" (v. 5). El amor de Dios es el mandamiento principal del que deriva toda la ley. Sin amor incluso la ley, aunque es la compañera de la vida, se convierte en obstáculo e impedimento. Moisés también exhorta a los creyentes, mientras gozan de bienestar, a no olvidar de que fue Dios quien les liberó de la esclavitud de Egipto. No escuchar lleva a centrarse solo en uno mismo y a olvidar la larga historia de amor de Dios que nos liberó y nos salvó de la esclavitud y de la opresión de los enemigos. Escuchando continuadamente y fielmente el creyente reconoce que solo Dios es su Señor, aquel que lo ama, que lo ha salvado y en quien puede confiar. Abandonándose totalmente a su único Señor el pueblo encuentra la salvación. Observar la ley permite que Israel siga en el amor de Dios y experimente su fuerza. La alianza con el Señor lo sostendrá cada día liberándolo de todo peligro. Esta página bíblica nos pide también a nosotros, los cristianos, que seamos fieles escuchando la Palabra de Dios y que la pongamos en práctica cada día. De eso depende nuestra salvación.


08/08/2015
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
JUN
25
Domingo 25 de junio
Liturgia del domingo
JUN
26
Lunes 26 de junio
Memoria de los pobres
JUN
27
Martes 27 de junio
Memoria de la Madre del Señor
JUN
28
Miércoles 28 de junio
Memoria de los santos y de los profetas
JUN
29
Jueves 29 de junio
Memoria de los apóstoles
JUN
30
Viernes 30 de junio
Memoria de Jesús crucificado
JUL
1
Sábado 1 de julio
Vigilia del domingo
JUL
2
Domingo 2 de julio
Liturgia del domingo