Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Quien vive y cree en mí
no morirá jamas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Primera Timoteo 6,13-16

Te recomiendo en la presencia de Dios que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que ante Poncio Pilato rindió tan solemne testimonio, que conserves el mandato sin tacha ni culpa hasta la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo, Manifestación que a su debido tiempo hará ostensible el Bienaventurado y único Soberano,
el Rey de los reyes y el Señor de los señores, el único que posee Inmortalidad,
que habita en una luz inaccesible,
a quien no ha visto ningún ser humano ni le puede ver.

A él el honor y el poder por siempre. Amén.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Si tú crees, verás la gloria de Dios,
dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

El apóstol llama a Timoteo "hombre de Dios"; una calificación que subraya la pertenencia del discípulo no a sí mismo sino, precisamente, a Dios, a cuyo servicio ha dedicado su vida. El cristiano no puede servir a dos señores: debe elegir a Dios –Timoteo lo hizo– como su único Señor. Y, como si se tratara de una carrera, debe tender a la consecución de las virtudes de la justicia, la piedad, la fe, la caridad, la esperanza y la humildad. Esta es, pues, la meta que Timoteo debe alcanzar: el perfeccionamiento del hombre interior con todas las virtudes humanas y cristianas. La vida cristiana es como una gran carrera que se hace en virtud de la fe. Y el trofeo que se obtiene es la vida eterna. En su gran benevolencia, Dios mismo –dice Pablo al discípulo– lo llamó a esta vida; y él contestó con una hermosa profesión de fe ante gran número de testigos. Pablo se refiere tal vez al día de su bautismo o al de su consagración presbiterial. Como Timoteo, cada cristiano debe participar en esta carrera: todos estamos llamados a tomar parte en ella y a responder con generosidad. El apóstol se dirige una vez más a Timoteo en presencia de Dios, que da la vida, y de Jesucristo, que bajo Poncio Pilato dio muestra de su amor hasta dar su vida en la cruz, para que sea fiel a las enseñanzas recibidas hasta que Jesús vuelva en el juicio universal. Hay que interpretar aquí el retorno de Cristo como una "epifanía", es decir, como la manifestación plena del amor. Para el cristiano, la primera y más importante tarea debe ser custodiar la fe en un comportamiento evangélico. Nosotros no sabemos cuándo llegará la "Manifestación de nuestro Señor Jesucristo", solo Dios sabe cuándo será "su debido tiempo", pero estamos llamados a estar atentos en la fe y a ser generosos en la caridad. La exhortación del apóstol culmina en una alabanza a Dios: Él está por encima de toda caducidad, vive en una luz inaccesible. Nuestra mente no lo comprende pero la oración nos acerca a Él y nos hace sentir su fuerza y degustar su amor.


19/09/2015
Vigilia del domingo


Agenda de la semana
JUN
25
Domingo 25 de junio
Liturgia del domingo
JUN
26
Lunes 26 de junio
Memoria de los pobres
JUN
27
Martes 27 de junio
Memoria de la Madre del Señor
JUN
28
Miércoles 28 de junio
Memoria de los santos y de los profetas
JUN
29
Jueves 29 de junio
Memoria de los apóstoles
JUN
30
Viernes 30 de junio
Memoria de Jesús crucificado
JUL
1
Sábado 1 de julio
Vigilia del domingo
JUL
2
Domingo 2 de julio
Liturgia del domingo