Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Sostiene la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de San José, esposo de María, que en la humildad "tomó consigo al niño"


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Eclesiastés 10,15-20

Lo que más molesta al necio
es que no sabe ir a la ciudad. ¡Ay de ti, tierra, cuyo rey es un chiquillo, y cuyos príncipes comen de mañana! ¡Dichosa tú, tierra, cuyo rey es hidalgo y cuyos príncipes comen a la hora, por cobrar vigor y no por banquetear! Por estar mano sobre mano se desploma la viga,
y por brazos caídos la casa se viene abajo. Para holgar preparan su banquete, y el vino alegra la vida, y el dinero todo lo allana. Ni aun en tu rincón faltes al rey,
ni en tu misma alcoba faltes al rico,
que un pájaro del cielo hace correr la voz,
y un ser alado va a contar la cosa.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Cohélet critica la estupidez de los responsables de la economía y de la política del país. Dice ante todo que el necio (tal vez se refiera a algún aristócrata egocéntrico y estúpido), aunque tenga muchos quehaceres, no sabe "ir a la ciudad", es decir, gobernar. Pero Cohélet denuncia con un "Ay del país" a la clase política que se comporta como un chiquillo incapaz y arrogante, evocando el pasaje de Isaías: "Les daré mozos por jefes, y mozalbetes los dominarán" (3, 4). En cambio exclama: "Dichoso el país donde reina un hidalgo" (v. 17); un "hidalgo" (es decir, un "noble" o "aristócrata"), si no es estúpido, es el mejor candidato para el gobierno del país. Sin embargo todos deben estar atentos y vigilantes, porque "la casa" (el Estado) puede convertirse en ruinas por la negligencia y la corrupción de quien la gobierna. Aquí el autor denuncia el despilfarro de dinero para su divertimento ("para holgar preparan su banquete", v. 19), y condena también la mala costumbre -siempre difundida entre los funcionarios- de hablar mal de su rey (v. 20). Cohélet advierte que es una conducta cuando menos imprudente: siempre hay alguien que podría referir las palabras pronunciadas (retoma el tema del pájaro que chismorrea, muy conocido en la literatura de la época). El autor quiere invitar a los que deben gestionar la administración pública a buscar la sabiduría en la vida política, rechazando toda incompetencia y corrupción. No obstante Cohélet tiene confianza en que una clase dirigente más trabajadora y menos corrupta consigue hacer feliz a un país, liberándolo de la vulgaridad, la ineptitud y la negligencia de los gobernantes corruptos.


19/03/2010
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
MAR
26
Domingo 26 de marzo
Liturgia del domingo
MAR
27
Lunes 27 de marzo
Memoria de los pobres
MAR
28
Martes 28 de marzo
Memoria de la Madre del Señor
MAR
29
Miércoles 29 de marzo
Memoria de los santos y de los profetas
MAR
30
Jueves 30 de marzo
Memoria de la Iglesia
MAR
31
Viernes 31 de marzo
Memoria de Jesús crucificado
ABR
1
Sábado 1 de abril
Vigilia del domingo
ABR
2
Domingo 2 de abril
Liturgia del domingo