Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Memoria de san Wenceslao, venerado como mártir en Bohemia.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre ti,
el que nacerá de ti será santo.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ester 10,3

Pues el judío Mardoqueo era el segundo después del rey, persona importante entre los judíos, amado por la multitud de sus hermanos, preocupado por el bien de su pueblo y procurador de la paz de su raza.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

He aquí Señor, a tus siervos:
hágase en nosotros según tu Palabra.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Al finalizar el episodio, Mardoqueo interpreta el sueño que abre el libro de Ester (véase el texto griego), es decir, lee los acontecimientos sucedidos según la visión misma de Dios, descubre la verdad de los acontecimientos y quién es el que guía la historia de los hombres. El autor muestra la mirada de Mardoqueo que desde el inicio se presenta como un creyente que vive en el temor de Dios y es defensor de todo su pueblo. No cede a la tentación de esconder su fe arrodillándose, por ejemplo, frente a un hombre (Amán), y tampoco esconde que pertenece al pueblo del Señor, aunque eso puede costarle la vida. Y con claridad reprocha a Ester su timidez, al mismo tiempo que le exige que muestre responsabilidad hacia Dios y hacia su pueblo. Su fe es nítida: "Salvó el Señor a su pueblo, el Señor nos liberó de todos estos males; obró Dios grandes señales y prodigios como nunca los hubo en los demás pueblos" (10, 3f-3g). Esta página final muestra la mirada de fe que lee en lo más profundo los acontecimientos de la historia. La mano de Dios lo guía todo. Ester, al igual que él, fue un instrumento en manos del Señor. El creyente nunca está solo, siempre cuenta con la compañía y el apoyo del Señor. Mardoqueo ve la irrupción del Señor en la historia humana que juzga y discierne entre su pueblo y las naciones. En el sueño inicial hay voces, estrépitos, truenos y terremotos, perturbación en la tierra, con los dos dragones que avanzan para enfrentarse. Es una visión que define no sólo el tiempo de Mardoqueo, sino toda la historia humana descrita con un típico lenguaje apocalíptico. Es significativa la imagen de Ester que se nos presenta primero como una "pequeña fuente" y luego se convierte en "un gran río de abundantes aguas" (1, 1i): es la imagen de la fuerza del creyente que parece débil pero es imparable hasta arrasar a sus enemigos. Efectivamente, salen el sol y la luna en el cielo y "los humildes se alzaron y devoraron a los soberbios" (1, 1k).


28/09/2010
Memoria de la Madre del Señor


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo