Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Apocalipsis 16,1-7

Y oí una fuerte voz que desde el Santuario decía a los siete Ángeles: «Id y derramad sobre la tierra las siete copas del furor de Dios.» El primero fue y derramó su copa sobre la tierra; y sobrevino una úlcera maligna y perniciosa a los hombres que llevaban la marca de la Bestia y adoraban su imagen. El segundo derramó su copa sobre el mar; y se convirtió en sangre como de muerto, y toda alma viviente murió en el mar. El tercero derramó su copa sobre los ríos y sobre los manantiales de agua; y se convirtieron en sangre. Y oí al Ángel de las aguas que decía: «Justo eres tú, "Aquel que es y que era", el Santo, pues has hecho así justicia: porque ellos derramaron la sangre de los santos y de los profetas y tú les has dado a beber sangre; lo tienen merecido.» Y oí al altar que decía: «Sí, Señor, Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos».

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Una voz fuerte, tal vez la de Dios mismo, sale del templo celestial que está detrás de los siete ángeles encargados de llevar a cabo el juicio definitivo sobre la historia. La voz ordena "derramar" la ira divina sobre la tierra, vaciando "las siete copas del furor de Dios". Las imágenes que vienen a continuación manifiestan desórdenes increíbles, descritos siguiendo el modelo de las plagas de Egipto. La ira de Dios afecta, o mejor dicho, devasta toda la creación. De aquellas copas sale el río de la cólera divina. "Derrama sobre ellos tu enojo, los alcance el ardor de tu cólera" (69, 25), invocaba el salmista, una oración que el profeta Jeremías repetía a menudo con palabras similares (10,25; 42,18; 44,6). No es la ira de un Dios vengativo, sino la ira de un Dios que ve cómo traicionan su amor y cómo las consecuencias de dicha traición se vuelven contra el pecador y contra la misma creación. La ira afecta a toda la creación, al hombre y a todo lo creado, el mar y la tierra. Se abre la secuencia de las siete copas derramadas sobre la tierra. Es una secuencia modulada sobre la anterior serie de siete de las trompetas y sobre las plagas bíblicas de Egipto. La primera copa ataca a los adoradores de la Bestia, aquellos que se han consagrado al mal, haciéndose casi "bautizar" en la perversión: así como en el bautismo cristiano se imponía al fiel un sello de pertenencia a Dios, los malvados tienen una "marca" de adhesión a la Bestia. El flagelo es una "úlcera maligna y perniciosa" (v. 2), una especie de tormento que desgarra al pecador. La segunda copa derrama su contenido en el mar que inmediatamente da muerte a todos los seres marinos: una porción enorme del planeta deja de ser un lugar de vida y pasa a ser un lugar de muerte. ¿Cómo no pensar en el drama de la contaminación de las aguas del mar? Y llegamos al tercer ángel que contamina con el contenido de su copa las aguas de las fuentes y de los ríos pervirtiendo la misma creación como lugar de vida. En efecto, asistimos a la tragedia de la falta de agua potable para millones y millones de personas todavía en la actualidad. Llegados a este punto, una voz sagrada, "desde el Santuario" de los sacrificios del templo celestial exalta y aprueba la actuación divina. El Señor de la historia tiene en sus manos las riendas de la historia humana y las lleva según la verdad y la justicia hacia una meta de luz.


12/11/2010
Memoria de Jesús crucificado


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo