Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Mateo 7,15-20

«Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Jesús previene del peligro de dejarse atraer por los falsos profetas, es decir, previene de aquel modo de vivir que parece más fácil e inmediato, pero que en realidad roba la vida como un lobo rapaz. Con facilidad los hombres se dejan atraer por la vida aparentemente "normal", pero que en realidad tiene poco amor. Jesús nos recuerda que las tentaciones del mundo se presentan agradables y razonables, y por tanto, capaces de atraer a muchos. Y precisamente por eso son peligrosísimas. Pero ¿cómo reconocerlas? Existe un criterio que ayuda a reconocer las falsas profecías. Son falsas profecías todos aquellos pensamientos y aquellas sugerencias que hacen miserable el corazón y la vida, haciendo que no dé frutos buenos para uno mismo y para los demás. Si nuestro corazón está lleno de nosotros mismos, no podrá dar frutos de amor. Al contrario, cortando las ramas del egoísmo y dejando trabajar al Evangelio, daremos frutos de obras buenas. El apóstol Pablo, después de haber repasado las obras de la carne, propone una lista de nuevos frutos del Espíritu de Dios: amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio de sí (Ga 5, 22).


22/06/2011
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
23
Lunes 23 de octubre
Memoria de los pobres
OCT
24
Martes 24 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
25
Miércoles 25 de octubre
Memoria de los santos y de los profetas
OCT
26
Jueves 26 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
27
Viernes 27 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
28
Sábado 28 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
29
Domingo 29 de octubre
Liturgia del domingo