Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de Nuestra Señora de Guadalupe, en México.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Cantar de los Cantares 5,9-16

¿Qué distingue a tu amado de los otros,
oh la más bella de las mujeres?
¿Qué distingue a tu amado de los otros,
para que así nos conjures? Mi amado es fúlgido y rubio,
distinguido entre diez mil. Su cabeza es oro, oro puro;
sus guedejas, racimos de palmera,
negras como el cuervo. Sus ojos como palomas
junto a arroyos de agua,
bañándose en leche,
posadas junto a un estanque. Sus mejillas, eras de balsameras,
macizos de perfumes.
Sus labios son lirios
que destilan mirra fluida. Sus manos, aros de oro,
engastados de piedras de Tarsis.
Su vientre, de pulido marfil,
recubierto de zafiros. Sus piernas, columnas de alabastro,
asentadas en basas de oro puro.
Su porte es como el Líbano,
esbelto cual los cedros. Su paladar, dulcísimo, y todo él, un encanto.
Así es mi amado, así mi amigo,
hijas de Jerusalén.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

La pregunta de las "muchachas de Jerusalén" que abre esta segunda parte del capítulo quinto, se dirige a la mujer que les había pedido ayuda para reencontrar al amado (5,8). Maravilladas por la insistencia, las mujeres le preguntan: "¿Qué distingue a tu amado de los otros?" La respuesta de la amada es la descripción de la belleza del amado. Esta vez es ella la que intercambia los elogios que el amado le ha hecho (4, 8-15). Una vez más esta descripción no es abstracta sino muy concreta, como para subrayar el hacerse carne del amor de Dios. Por este motivo Gregorio de Nisa, comentando este pasaje, escribe: «todas estas semejanzas de belleza no indican cosas divinas invisibles e incomprensibles, sino más bien lo que fue revelado en la historia de la salvación, cuando él [Dios, el Logos] fue visto sobre la tierra ... y adquirió naturaleza humana». La amada comienza las alabanzas del amado afirmando su vitalidad: "es moreno claro", exclama. El Tárgum comenta: "Entonces la Asamblea de Israel empezó a proclamar las alabanzas del Soberano del mundo, y dijo así: a aquel Dios yo deseo servir, que de día se envuelve en un manto cándido como la nieve y estudia los veinticuatro libros de la ley y de las palabras de los profetas, y de los hagiógrafos; y de noche estudia los seis órdenes de la Misná. Y el esplendor de la gloria del Señor irradiado de su rostro es como el fuego". Viene a la mente el monte de la Transfiguración, cuando el evangelista advierte: "su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz" (Mt 17,2). La mujer prosigue con las alabanzas del cuerpo del amado: los mechones de su cabello son semejantes a racimos de palmera, los ojos tiernos como las palomas, los dientes blancos y espléndidos, las mejillas de la barba perfumadas, los labios cálidos como los lirios rojos de Palestina, las manos adornadas con anillos. Hasta el vientre elogia: tiene el color del marfil, y por tanto las piernas son sólidas como columnas. Al final la amada elogia también el "paladar" del amado, es decir, su "lenguaje", su "palabra". Sí, el amado tiene palabras de amor. Es un remarcado que evoca la Palabra que Dios no cesa de dirigir a su pueblo, también a su Iglesia de hoy, sobre todo cuando se reúne en la santa liturgia. Ante tal elogio que la esposa hace del esposo, ¿no deberíamos también nosotros cantar todo el estupor por un Dios que nos ama de una forma tan única? Verdaderamente "todo él [es] un encanto". La amada da razón a las hijas de Jerusalén del porqué de su apasionada búsqueda: "Así es mi amado, mi amigo". Sabe que no hay nada más elevado, más delicioso, más amable que el amado.


12/12/2011
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo