Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma


Lectura de la Palabra de Dios

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Primera Timoteo 3,14-16

Te escribo estas cosas con la esperanza de ir pronto donde ti; pero si tardo, para que sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la Iglesia de Dios vivo, columna y fundamento de la verdad. Y sin duda alguna, grande es el Misterio de la piedad: El ha sido manifestado en la carne,
justificado en el Espíritu,
visto de los Ángeles,
proclamado a los gentiles,
creído en el mundo,
levantado a la gloria.

 

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Gloria a ti, oh Señor, sea gloria a ti

Pablo querría ir "pronto" a Éfeso para encontrar a Timoteo; sin embargo sabe que su viaje puede verse retrasado. Mientras tanto le manda algunas indicaciones precisas para organizar de forma digna "la casa de Dios, que es la Iglesia de Dios vivo, columna y fundamento de la verdad". La preocupación por las comunidades es un pensamiento constante del apóstol: no lo abandona nunca, aunque esté físicamente lejos de ellas. Escribiendo a Timoteo, Pablo piensa también en las muchas comunidades de Asia Menor; se preocupa de que sean firmes y no corran el peligro de ser reabsorbidas por la mentalidad mundana. Por eso escribe que la Iglesia es "columna y fundamento de la verdad", porque ha sido puesta por Dios en este mundo como cimiento sobre el que descansa -visible para todos los hombres- la revelación de Dios. El centro de esta verdad revelada es el "misterio de la verdadera religiosidad", es decir, la persona misma de Jesucristo, el misericordioso, el manso y humilde de corazón. Pablo, en seis breves versos canta este misterio de piedad, que quizá eran un himno cantado en la liturgia de la Iglesia de aquel tiempo. El misterio de Cristo se representa mediante tres pares de opuestos. El primero, "carne y Espíritu", presenta la naturaleza humana y a la vez divina de Cristo. A la "manifestación" de Jesús en la "carne" se opone la "justificación en el Espíritu", es decir, su resurrección que derrota a la muerte: por obra del "Espíritu" el Padre proclama ante todos que Jesús, ajusticiado en la cruz como un malhechor, es "el Santo y el Justo" (Hch 3, 14). La segunda pareja, "aparecido a los ángeles" y "proclamado a los gentiles", se refiere al triunfo de Cristo, que ha ascendido al cielo y es señor de la historia, y en consecuencia no está limitado al ámbito de un periodo histórico o de un pueblo; por ello su Evangelio se comunica también a los "gentiles". Con la tercera pareja de opuestos, "creído en el mundo" y "levantado a la gloria", Pablo canta la victoria del Cristo elevado y glorificado a la derecha del Padre. Afirma que "sin duda alguna, grande es el misterio de la piedad" confiado por Jesús en manos de la Iglesia y de todo creyente. Este misterio de la "piedad" entendida como "religiosidad" debe ser vivido y testimoniado por la Iglesia, sobre todo en este tiempo que ve cómo crece un clima de violencia y de opresión.


14/03/2012
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo