Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de san Sergio de Radonez, fundador de la laura de la Santísima Trinidad, en Moscú. Recuerdo del pastor evangélico Paul Schneider, asesinado en el campo de concentración nazi de Buchenwald el 18 de julio de 1939.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes son una estirpe elegida,
un sacerdocio real, nación santa,
pueblo adquirido por Dios
para proclamar sus maravillas.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Primera Pedro 3,13-17

Y ¿quién os hará mal si os afanáis por el bien? Mas, aunque sufrierais a causa de la justicia, dichosos de vosotros. No les tengáis ningún miedo ni os turbeis. Al contrario, dad culto al Señor, Cristo, en vuestros corazones, siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza. Pero hacedlo con dulzura y respeto. Mantened una buena conciencia, para que aquello mismo que os echen en cara, sirva de confusión a quienes critiquen vuestra buena conducta en Cristo. Pues más vale padecer por obrar el bien, si esa es la voluntad de Dios, que por obrar el mal.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Ustedes serán santos
porque yo soy santo, dice el Señor.

Aleluya, aleluya, aleluya.

"¿Quién os hará mal si os afanáis por el bien?". Estas palabras se dirigen a cristianos que están sufriendo fuertes hostilidades. Pero nadie les podrá hacer mal porque el Señor mismo los defenderá. Por eso el apóstol puede añadir que también en tiempo de persecución los cristianos son dichosos, como ya había dicho Jesús, por otra parte: "Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia" (Mt 5,10). La bienaventuranza para los cristianos es estar con Jesús y dar testimonio de su mismo amor. Eso es lo que quiere decir el apóstol cuando afirma que hay que "dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza" (v. 15). Sí, los cristianos están llamados no solo a hacer comprensible su fe sino también a hacerla atractiva para los hombres de su tiempo. "Dar razón" no significa simplemente llevar a cabo una acción apologética abstracta y defensiva. Es mucho más. Los discípulos son exhortados a llamar a los demás a la fe encontrando la manera de tocar su mente y de atraer su corazón. Es algo en lo que deben trabajar la comunidad cristiana en su conjunto y cada discípulo. Y requiere una atención y un esmero especiales hacia el contenido de la fe y hacia las personas a las que se dirige. Esta tarea no se puede liquidar de manera superficial, improvisada y aún menos arrogante. El apóstol exhorta a hacerlo "con dulzura y respeto", "con una buena conciencia". El apóstol parece concluir: "Más vale padecer por obrar el bien que por obrar el mal". En cualquier caso, la fe no es un garrote para golpear a quien está escuchando, sino una llamada que debe tocar el corazón para que quien escucha comprenda la tristeza de la vida que lleva y se convierta con el corazón a Dios. Eso es lo que hizo Pedro con la primera predicación el día de Pentecostés; los Hechos escriben que sus oyentes tenían "el corazón compungido" (Hch 2,37). No se trata de renunciar a afirmar la identidad y la fe de cada uno, sino más bien a comunicarla con paciencia y amor, y siempre con claridad. Eso puede provocar sufrimiento. Lo vemos sobre todo en aquellos países del mundo en los que los cristianos son una minoría perseguida o donde al menos deben superar obstáculos para vivir su fe. Pero Pedro nos dice que "más vale padecer por obrar el bien que por obrar el mal".


18/07/2012
Memoria de los santos y de los profetas


Agenda de la semana
JUN
18
Domingo 18 de junio
Fiesta del Cuerpo de Cristo
JUN
19
Lunes 19 de junio
Oración por la Paz
JUN
20
Martes 20 de junio
Memoria de la Madre del Señor
JUN
21
Miércoles 21 de junio
Memoria de los santos y de los profetas
JUN
22
Jueves 22 de junio
Memoria de la Iglesia
JUN
23
Viernes 23 de junio
Memoria de Jesús crucificado
JUN
24
Sábado 24 de junio
Vigilia del domingo
JUN
25
Domingo 25 de junio
Liturgia del domingo