Riccardi Andrea: en la web

Riccardi Andrea: en las redes sociales

change language
usted está en: home - oración - la oraci...ada día cómo contactarnosnewsletterlink

Ayuda a la Comunidad

  

La oración cada día


 
versión para imprimir

Icono del Santo Rostro
Iglesia de San Egidio - Roma

Recuerdo de san Antonio de las cuevas de Kiev (+1073). Padre de los monjes rusos, junto a san Teodosio, está considerado el fundador del Monasterio de las cuevas.


Lectura de la Palabra de Dios

Aleluya, aleluya, aleluya.

Este es el Evangelio de los pobres,
la liberación de los prisioneros,
la vista de los ciegos,
la libertad de los oprimidos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Primera Pedro 4,12-19

Queridos, no os extrañéis del fuego que ha prendido en medio de vosotros para probaros, como si os sucediera algo extraño, sino alegraos en la medida en que participáis en los sufrimientos de Cristo, para que también os alegréis alborozados en la revelación de su gloria. Dichosos de vosotros, si sois injuriados por el nombre de Cristo, pues el Espíritu de gloria, que es el Espíritu de Dios, reposa sobre vosotros. Que ninguno de vosotros tenga que sufrir ni por criminal ni por ladrón ni por malhechor ni por entrometido: pero si es por cristiano, que no se avergüence, que glorifique a Dios por llevar este nombre. Porque ha llegado el tiempo de comenzar el juicio por la casa de Dios. Pues si comienza por nosotros, ¿qué fin tendrán los que no creen en el Evangelio de Dios? Si el justo se salva a duras penas ¿en qué pararán el impío y el pecador? De modo que, aun los que sufren según la voluntad de Dios, confíen sus almas al Creador fiel, haciendo el bien.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

El Hijo del hombre,
ha venido a servir,
quien quiera ser grande
se haga siervo de todos.

Aleluya, aleluya, aleluya.

Pedro, por segunda vez, como si quisiera mostrar su afecto por aquellos cristianos que sufrían la dureza de la persecución, los llama una vez más "queridos". Tal vez la violencia que se cierne sobre ellos y que el apóstol compara a un incendio es especialmente fuerte. Les exhorta, no obstante, a no sorprenderse por ello: es normal que en la vida del discípulo no falte el sufrimiento provocado por la oposición al Evangelio. Es más, añade que deben incluso alegrarse porque de ese modo participan en los sufrimientos mismos de Jesús. Es el camino que los discípulos deben recorrer para obtener su misma gloria con la resurrección. Efectivamente, a los ojos de Dios ningún dolor es intranscendente y ningún sacrificio es vano. Existe un misterio y al mismo tiempo un ministerio del sufrimiento que manifiesta la verdad salvífica de la cruz: en la cruz empieza la salvación. No es Dios, el que envía el mal y el sufrimiento, y aún menos, la muerte. Y nosotros, en el sufrimiento, nos solidarizamos con Él, que sufrió por todos nosotros. Los discípulos de Jesús están llamados a participar en "los sufrimientos de Cristo" cooperando con él para la salvación del mundo. Por eso imitar a Cristo sigue siendo el ideal más elevado del discípulo, aquello a lo que debe tender con todas sus fuerzas, aquello que debe desear por encima de todas las cosas y que debe implorar constantemente en la oración. Tal vez, precisamente para subrayar esa imitación, Pedro utiliza aquí el término "cristiano" para referirse al discípulo de Jesús. Es un término que se utiliza solo tres veces en el Nuevo Testamento, dos en los Hechos y la tercera en esta epístola. Todo ello indica que ese nombre encierra toda la grandeza del discípulo, y no es ninguna casualidad que Pedro lo utilice cuando habla de los sufrimientos infligidos a los discípulos. Podríamos decir que el discípulo, cuando recibe los sufrimientos como los recibió Cristo, se convierte precisamente en "cristiano", discípulo hasta el fondo.


23/07/2012
Memoria de los pobres


Agenda de la semana
OCT
15
Domingo 15 de octubre
Liturgia del domingo
OCT
16
Lunes 16 de octubre
Oración por la Paz
OCT
17
Martes 17 de octubre
Memoria de la Madre del Señor
OCT
18
Miércoles 18 de octubre
Memoria de los apóstoles
OCT
19
Jueves 19 de octubre
Memoria de la Iglesia
OCT
20
Viernes 20 de octubre
Memoria de Jesús crucificado
OCT
21
Sábado 21 de octubre
Vigilia del domingo
OCT
22
Domingo 22 de octubre
Liturgia del domingo